Buscar

Djokovic: "Nadal para mí es un desafío que espero poder vencer"

EFE
26/04/2009 - 17:14

Roma, 26 abr (EFE).- El tenista serbio Novak Djokovic, número tres en el ránking de la ATP, llega al Masters 1000 de Tenis de Roma con muchas expectativas puestas en revalidar el título del año pasado, aunque es consciente de que, para ello, tendrá que pasar por delante del máximo favorito, el español Rafael Nadal.

"Está claro que él (Nadal) es el número uno, que es el máximo favorito y que siempre que llega a un torneo como éste y en esta superficie se espera que gane él", reconoció Djokovic, tercer cabeza de serie del torneo, en una rueda de prensa concedida hoy en el Foro Itálico, la sede del Masters de Roma.

"Pero para mí Nadal es un desafío que espero poder vencer", apostilló el tenista, uno de los ocho cabezas de serie que no comenzarán a jugar sobre la tierra batida de Roma hasta el próximo martes.

El azar del sorteo celebrado ayer ha querido que ese desafío al que se refirió el tenista serbio pueda producirse sólo en el último partido del Masters 1000 de Roma, cuya fase final arranca mañana y se prolongará hasta el próximo 3 de mayo.

Antes de llegar a esa hipotética final con Nadal, Djokovic tendría que enfrentarse al segundo cabeza de serie y número dos del mundo, el suizo Roger Federer, así como a varios tenistas hispanoamericanos, entre ellos el argentino Juan Martín del Potro (5) y el español David Ferrer (13).

Sea como fuere, Djokovic llega "feliz de volver a jugar" en Roma, donde en 2008 conquistó el título en la final ante el suizo Stanislas Wawrinka (12), rompiendo la racha de tres victorias consecutivas que había acumulado Nadal.

"He tenido mucha preparación en el físico" en los días posteriores al Masters 1000 de Montecarlo porque "en las próximas semanas hay citas complicadas", entre ellas la de Madrid, dijo Djokovic, quien comentó que las próximas semanas "van a ser muy agotadoras".

De su experiencia en Montecarlo, en cuya final cayó ante Nadal, el serbio sacó la conclusión de que es capaz de jugar a "ese gran nivel más a menudo" y el convencimiento de haber "actuado muy bien" y de estar listo para afrontar lo que queda por delante de temporada.

Djokovic explicó que hace unas semanas decidió cambiar de entrenador y que ya prepara los nuevos desafíos de la temporada junto al austríaco Gebhard Phil-Gritsch.

Con él, el serbio está trabajando mucho en el fondo físico, sobre todo en la resistencia y en la fuerza de las piernas, algo que espera que le ayude a revalidar su victoria en Roma.

"Creo que las cosas están finalmente encajando y que ahora soy un jugador mucho más compacto", apuntó el tenista.

"Estoy de vuelta por el buen camino. Sólo necesito poder mantenerlo", incidió.


Otras noticias

Contenido patrocinado