Buscar

Haas da la sorpresa al dejar fuera a Djokovic y se medirá al favorito Federer

EFE
1/07/2009 - 18:58

Londres, 1 jul (EFE).- El alemán Tommy Haas ha logrado hacerse un hueco entre los cuatro semifinalistas de Wimbledon al imponerse a uno de los teóricamente favoritos, el serbio Novak Djokovic, y medirá en la próxima ronda sus posibilidades con Roger Federer.

Djokovic no cuenta con ningún título en hierba en su palmarés pero no se le da precisamente mal esta superficie, ya que llegó a las semifinales de Wimbledon en el año 2007, a la final del torneo de Queen's en 2008 y a la final también del de Halle de este año.

El tenista serbio luchó con tenacidad para intentar batir a un Haas que se mostró muy acertado y agresivo, lo que hizo que su esfuerzo fuera estéril.

El alemán se impuso por 7-5, 7-6, 4-6 y 6-3 en un duelo jugado en la pista número uno del All England Club que fue muy parejo y que se que se alargó hasta las dos horas y 44 minutos.

Haas, cabeza de cartel número 24, se ha colado en las semifinales tras haber superado unos cruces que hasta ahora habían sido asequibles: Igor Andreev, Marin Cilic, Michael Llodra y Alexander Peya.

El alemán, de 31 años, parece estar reencontrando su mejor juego en la hierba de Wimbledon, donde no había pasado de la cuarta ronda durante sus diez participaciones anteriores en este torneo.

Djokovic y Haas se habían enfrentado anteriormente en tres ocasiones, de las cuáles el alemán sólo había ganado una, precisamente en la edición de este año del torneo de Halle, campeonato que también se juega en hierba.

El serbio dio muestras de su tenacidad cuando en el segundo set perdió su servicio en el undécimo juego y con 5-5 en el marcador, tras lo que le devolvió el "break" a su rival dejándolo a cero para igualar a 6 juegos y llegar al "Tie-break".

Sin embargo, Djokovic desaprovechó dos bolas de set y acabó perdiéndolo, algo que tampoco le desanimó para el tercero, cuando logró vencer y le hizo soñar con una remontada que finalmente no llegó.

El número cuatro del mundo lamentó no haber aprovechado los segundos saques de su rival, ya que sus devoluciones fueron "un verdadero desastre" durante todo el partido pese a ser uno de sus "puntos fuertes", a lo que se sumó los errores no forzados que cometió, concretamente 32.

Djokovic reconoció el mérito de su rival, quien le ha superado en sus dos últimos partidos, ambos jugados en hierba: "Creo que es el jugador perfecto para esta superficie".

También admitió que en estos últimos torneos ha sentido cierta "impaciencia" en "momentos importantes", algo que achacó a los "nervios" que le provoca la "presión".

"Llegar a cuartos de final es un buen balance. Pero creo que todavía puedo hacerlo mejor", subrayó.

El ya semifinalista Tommy Haas se mostró especialmente satisfecho por haber llegado más lejos de lo que nunca había hecho antes pese a haber participado con ésta en 11 ediciones de Wimbledon, y recordó que en este torneo tuvo "mucha mala suerte" en algunos partidos, lo que le impidió superar las primeras rondas.

"Estoy jugando mejor al tenis de lo que nunca había hecho aquí antes", continuó el jugador germano, quien pese a su edad destacó que sigue persiguiendo sus sueños "como un niño".

El siguiente escollo para Haas será el aspirante a número uno Roger Federer, al que se enfrentará el viernes y quien desbancará al español Rafael Nadal del liderato de la clasificación ATP si se adjudica el torneo de Wimbledon, el que sería ya el sexto de su carrera.

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora