Buscar

Las Williams: Mismas protagonistas para un mismo escenario, la pista Central del All England Club

EFE
2/07/2009 - 21:00

Londres, 2 jul (EFE).- El aplastante dominio de las hermanas Williams en Wimbledon, donde acumulan siete títulos entre las dos, ha vuelto hoy a ponerse de manifiesto en semifinales, por lo que reeditarán el mismo duelo del año pasado este sábado en la pista Central del All England Club.

La vigente campeona, Venus Williams ha humillado a la rusa Dinara Safina, tremendamente desacertada durante todo el partido -16 errores no forzados por sólo uno de su rival-, y le han bastado 51 minutos de juego para castigar con un decepcionante 6-1 y 6-0 a la número uno del mundo.

"Es decepcionante acabar el partido en menos de una hora y habiendo ganado tan sólo un juego", admitió una abatida Safina, quien subrayó que su rival le dio un importante "repaso" en el duelo que mantuvieron hoy.

Sobre la rusa, quien ya había tenido dificultades en las dos rondas anteriores y que era la única de las cuatro semifinalista que sí había cedido algún set antes de llegar a semifinales, parece pesar como una losa las voces que critican que ocupe el número uno del mundo cuando nunca ha ganado un Grand Slam.

"He estado en los últimos cuatro Grand Slam y he llegado en todos ellos al menos hasta semifinales. Ellas -por las hermanas Williams- no han estado en las semifinales de Roland Garros", recordó la jugadora rusa, quien subrayó después que ocupar el número uno: "es el resultado de cómo se juega todo el año, y no de cómo va en uno o dos torneos".

"Esto no consiste en centrarte en los Gran Slam. Gané Roma, vencí en Madrid, estuve en la final de Roland Garros y también en la de Australia. Sí, no he ganado, pero no es el fin del mundo", zanjó Safina.

La hermana pequeña de la familia Williams, Serena, lo tuvo mucho más difícil frente a la rusa Elena Dementieva, con quien libró una emocionante batalla en una de las semifinales más largas de la historia del cuadro femenino en este torneo y a la que derrotó finalmente por 6-7(4), 7-5 y 8-6.

Dos horas y 49 minutos de igualdad en los que largos peloteos y un fuerte servicio por parte de las dos jugadoras -especialmente acertada en este apartado estuvo la estadounidense, que hizo 20 "aces"- hicieron las delicias del público de la pista Central del All England Club.

Dementieva tuvo incluso una bola de partido para haber apartado a Serena Williams de la posibilidad de conseguir su tercer título de Wimbledon en el tercer y último set, pero falló en el peor momento y la estadounidense supo darle la vuelta a su enfrentamiento.

"Estoy muy satisfecha por cómo he jugado hoy. Lo único que lamento es que quizás debería haber arriesgado más en el punto de partido", explicó una Dementieva consciente de la oportunidad que acababa de desperdiciar.

La rusa, número cuatro del mundo, tampoco se quitará este año la espina de no haber ganado todavía en la hierba de Wimbledon y continúa como su compatriota Safina sin contar con ningún Grand Slam en su palmarés.

La vencedora de este vibrante duelo, Serena Williams, reconoció al término del partido que ésta fue una de sus victorias "más dramáticas" de toda su carrera y que tendrá que desplegar su juego -"no como hoy"- el sábado si quiere tener alguna opción de superar a su hermana.

Ésta será la cuarta final que enfrenta a las hermanas Williams en el torneo londinense después de las de 2008, 2003 y 2002, una serie de duelos fratricidas en los que Serena vence por 2 a 1, aunque el último lo perdió.

El dominio mostrado por las Williams en esta última década es demoledor al haber conseguido siete de las últimas nueve ediciones de este campeonato, y que serán ocho sobre diez después del sábado.

Otras noticias

Contenido patrocinado