Buscar

El desierto californiano calibrará las diferencias entre Federer y Nadal

EFE
12/03/2008 - 11:28

Redacción deportes, 12 mar (EFE).- El primer gran envite de los Masters Series comienza mañana en Indian Wells, donde el español Rafael Nadal defiende título y aspira a reducir aún más si puede la diferencia que le separa del número uno del mundo, el suizo Roger Federer.

Incluso ganando de nuevo este año, Nadal no saldría del torneo californiano como número uno del mundo, pero se situaría muy cerca. La diferencia que existe ahora entre los dos primeros es de sólo 350 puntos (6.330 por 5.980), la más corta desde el 10 de mayo del 2004, cuando el segundo del mundo era Andy Roddick.

Dependiendo de los resultados del de Basilea y el de Manacor en California, la segunda posibilidad del año de destronar a Federer (la primera fue en el Abierto de Australia) se daría en el siguiente Masters Series, el de Miami, que comienza a finales marzo.

Pero mientras, Federer mantiene a día de hoy el récord de 215 semanas consecutivas como número uno del mundo, desde el dos de febrero de 2004, mientras que Nadal guarda el suyo de 138 semanas (25 julio de 2005) como su más encarnizado perseguidor.

Federer, ganador de este torneo en 2004-05-06, se vio sorprendentemente derrotado el pasado año en la segunda ronda por el argentino Guillermo Cañas, quien también le hizo añicos luego en Miami. Esas derrotas le obligaron luego a un esfuerzo superior en la temporada de tierra batida, de la que salió airoso con final en Montecarlo y título ante Nadal en Hamburgo (donde cortó su racha de victorias sobre tierra), pero con fracaso en Roland Garros de nuevo.

El suizo es punto de referencia en esta competición en California y su victoria sobre el estadounidense Pete Sampras (6-3 6-7 (7-4) 7-6 (8-6)) en una exhibición en el Madison Square Garden de Nueva York no ha servido todavía para acallar los rumores que existen en su país de que su carrera se encuentra ya en el ocaso, que él ha minimizado.

No obstante, él propio Federer ha reconocido que una mononucleosis le ha afectado en su juego y de ahí los pobres resultados cosechados hasta ahora, con derrota en primera ronda en Dubay ante el británico Andy Murray y el primer título de la temporada todavía por llegar.

El serbio Novak Djokovic, ganador del Abierto de Australia y semifinalista en Dubai recientemente, también está en la lucha, pero con menos posibilidades. El de Belgrado fue finalista el año pasado en Indian Wells y luego ganó el título en Miami, por lo que afronta 350 y 500 puntos de defensa, respectivamente, pero ha recortado la diferencia que tenía con respecto a Federer a solo 1.200 puntos.

Indian Wells es un torneo de referencia para el tenis español. Allí ganó Alex Corretja en el 2000 y fue finalista Carlos Moyá el año anterior, un resultado que le catapultó al primer puesto de la lista mundial.

El tenis latinoamericano también incrustó dos nombres en los últimos tiempos en el desierto californiano, el del chileno Marcelo Ríos, ganador en 1998 en la final al británico de origen canadiense Greg Rusedski, y el del brasileño Gustavo Kuerten, finalista en 2003 ante el australiano Lleyton Hewitt.

En cuanto al torneo femenino, Indian Wells celebra su 20 aniversario siendo el sexto torneo de los diez primeros que más audiencia concita. La eslovaca Daniela Hantuchova ganó allí el año pasado por segunda vez (2002). Sus dos triunfos allí son los únicos de su carrera, algo de lo que ella misma se sorprende y de lo que a veces bromea.

Este año son varias las jugadoras que se han puesto a punto rápidamente pero será la serbia Ana Ivanovic la primera cabeza de serie. Semifinalista en Sydney, finalista en el Abierto de Australia, número dos del mundo, Ivanovic ha competido dos veces en Indian Wells y su mejor resultado fue en 2006, en cuartos.

Contenido patrocinado

Otras noticias