Buscar

Muguruza abandona Brisbane, antesala del Open de Australia, por calambres

2/01/2018 - 10:58 | 12:58 - 2/01/18
Mugurza, en el momento de ser atendida por la fisioterapeuta del torneo. Imagen: EFE

La tenista española Garbiñe Muguruza se ha retirado este martes en su estreno en el torneo de Brisbane, puntuable para la WTA, por unos calambres en el encuentro de segunda ronda que la enfrentaba a la serbia Aleksandra Krunic cuando el choque marchaba igualado a un set y con Muguruza mandando en el tercero (5-7, 7-6, 1-2).

La número dos del mundo sufrió calambres en una pierna que le obligaron a echarse al suelo entre lágrimas cuando el marcador era de 2-1 a su favor en el tercer y definitivo parcial. A pesar de ser atendida, la hispano-venezolana no pudo continuar el encuentro.

Muguruza se mostró muy segura con su saque llegando a sumar un gran porcentaje de juegos ganados con su primer servicio. La serbia no aprovechó el suyo en el primer parcial y la española se adjudicó el primer set.

En la segunda manga, las dos no fueron tan eficaces y el partido se fue al 'tie-break', donde dos roturas de la balcánica equilibraron el electrónico. En el último y definitivo, Muguruza comenzó de la mejor manera rompiendo el saque de la de Belgrado, pero los calambres obligaron a retirarse antes de tiempo a la cabeza de serie número uno del torneo.

La española no podrá, de esta forma, alcanzar a la rumana Simona Halep en el número uno del ranking WTA antes del primer 'Grand Slam' de la temporada, el Abierto de Australia, posibilidad que Muguruza hubiera alcanzado de haber continuado en el torneo.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora