Buscar

Las empresarias acusadas de pagar a ETA salen de la cárcel tras abonar su fianza

Agencias
7/07/2008 - 20:18

Las empresarias de Orio (Guipúzcoa) María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz, que permanecían en prisión desde el pasado 12 de junio por un delito de colaboración con organización terrorista al haber realizado, presuntamente, pagos voluntarios a ETA, salieron hoy, pasadas las 18.00 horas, de la cárcel de Madrid 1 (Alcalá-Meco) después de que su abogado abonara en la Audiencia Nacional la fianza de 20.000 euros.

El auto dictado por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 impone a las hermanas, además de la obligación de prestar fianza para acceder a su libertad, la prohibición de salir de España y la obligación de comparecer quincenalmente en el Juzgado. La razón de que el instructor decidiera el pasado viernes fijar las fianzas se fundamenta, según fuentes jurídicas, en que la investigación judicial de los hechos se encuentra más avanzada y, por lo tanto, la medida cautelar de prisión "debe equilibrarse al estado actual del procedimiento".

Presuntos pagos a ETA

Según el auto de prisión dictado por Garzón el pasado 12 de junio, existen indicios de que las hermanas Bruño recibieron sendas cartas entre los años 2003 y 2005 en la que se les pedía en un primer momento 120.000 euros y de forma posterior 30.000 euros. Al parecer, negociaron una rebaja de hasta 6.000 euros, cantidad que finalmente pagaron.

El juez aludía igualmente a la existencia de una carta de agradecimiento remitida a las imputadas una vez efectuados los pagos en la que se detectaron términos que no son habituales en la extorsión a empresarios. En la misiva, se les da las gracias debido a que con esta financiación han contribuido "a la libertad de Euskal Herria" y se les anima a que en el futuro sigan realizando aportaciones económicas.

Garzón considera que el contenido de este documento demuestra, por una parte, la proximidad ideológica de las dos hermanas a ETA y por otra, que disponían de la "vía para continuar colaborando" con la banda terrorista. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 tomó declaración a las dos detenidas en el marco de la causa en la que investiga la extorsión a empresarios a través del denominado 'impuesto revolucionario', en la que se encuentran imputados, entre otros, el dueño del bar 'Faisán' de Irún, Joseba Elosúa, y el dirigente del PNV Gorka Agirre.

María Isabel Bruño Azpiroz figuró como segunda suplente en las listas que la formación Euskal Herritarrok (EH), ilegalizada por el Tribunal Supremo en 2003 por su subordinación a ETA, presentó en Orio en las elecciones municipales de 1999.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0