Buscar

La justicia británica deniega al etarra Troitiño recurrir su extradición a España

EFE.jpg
EFE
9/02/2017 - 15:32
  • Aún no puede ser extraditado por un proceso de inmigración
  • Troitiño huyó de España en 2011 para evitar la doctrina Parot
El etarra Antonio Troitiño. Imagen: EFE.

El Tribunal Superior de Londres ha denegado este jueves la autorización al etarra convicto Antonio Troitiño para recurrir su extradición a España ante el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica.

En una breve vista a la que no asistieron los litigantes, el juez George Leggatt ha dicho que no hay base legal para justificar que el procesado eleve su caso al Supremo.

A pesar de haber agotado todos los canales judiciales, Troitiño, reclamado por España por presunta pertenencia a ETA, aún no puede ser extraditado debido a que tiene pendiente un proceso de inmigración, según ha confirmado su equipo legal.

La defensa de Troitiño pidió permiso al Superior para recurrir ante la máxima instancia después de que ese tribunal rechazara el pasado 25 de noviembre un recurso previo. Los jueces Leggatt y John Leveson desestimaron entonces los argumentos de los defensores y autorizaron la extradición, una decisión que estos esperaban poder revisar en el Supremo.

El abogado de Troitiño, Mark Summers, argumentó ante el Superior que su cliente estaba protegido por el artículo 31 de la Convención de refugiados, pues cuando huyó de España tras salir de prisión en 2011 lo hizo para evitar que se le aplicara retroactivamente la doctrina Parot, actualmente ilegalizada. También sostuvo que la Audiencia Nacional española había incumplido los requisitos de la ley de extradición del Reino Unido, que requiere que los Estados demandantes hagan todo lo posible para contactar e interrogar a los sospechosos antes de pedir su entrega, a fin de prevenir abusos del sistema.

Al rechazar este jueves la petición de recurso al Supremo, Leggatt dijo que no era "realista" pensar que el máximo tribunal del país fuera a revocar la decisión del Superior. "Este tribunal concluyó que el solicitante no está protegido por el artículo 31 de la Convención de Refugiados porque, según su propia admisión, no vino al Reino Unido con la intención de solicitar asilo", ha afirmado este jueves el juez. "No hay ninguna posibilidad realista de que el Tribunal Supremo interfiera con esta conclusión, que es clave para el caso del solicitante", ha añadido al leer su decisión.

La última baza de Troitiño

Con este dictamen, la Justicia británica pone fin al cuarto proceso de extradición de Troitiño en el Reino Unido, si bien este aún tiene pendiente un recurso relativo a su estatus migratorio que impide que pueda ejecutarse la orden de extradición, según aseguran sus abogados.

A finales de noviembre, el etarra convicto, de 59 años, fue detenido en su domicilio de Londres y trasladado a un centro de detención de inmigrantes al ser revocada su libertad condicional a petición de la Justicia española, que alegó riesgo de fuga.

Troitiño, detenido por primera vez en la capital británica en 2012, ha protagonizado cuatro procesos de extradición en este país en virtud de cuatro euroórdenes emitidas por la Audiencia Nacional española por presuntos delitos de terrorismo. La Audiencia perdió los tres primeros, mientras que el cuarto proceso se ha cerrado en principio hoy, con la decisión del Superior de impedir un nuevo recurso.

Troitiño llegó al Reino Unido después de haber salido en libertad en España el 13 de abril de 2011, tras cumplir una pena íntegra de 24 años por varios atentados terroristas cometidos en los pasados años ochenta. Entre otros, fue autor de un atentado en 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en Madrid, en el que murieron doce agentes y hubo más de medio centenar de heridos.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0