Buscar

Marruecos pone bajo lupa a su diáspora europea por riesgo de radicalización y pide a España que tutele las mezquitas

EFE
16/08/2018 - 9:44
  • El BCIJ quiere tener así acceso directo a la información sobre todos
Una mezquita en España. Foto: EP

Marruecos ha puesto bajo la lupa a su "diáspora" en Europa en coordinación con los servicios policiales europeos ante los numerosos casos de radicalización de sus jóvenes emigrantes, según el jefe del organismo antiterrorista marroquí, Abdelhak Jiam. En el caso de España, ha pedido que los lugares de culto estén "bajo tutela de una institución gubernamental".

En una entrevista con motivo del primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils, que causaron 16 muertos y 150 heridos, Jiam, director del Buró Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ), apunta la necesidad de que Marruecos acceda como miembro de pleno derecho a las bases de datos de la Oficina Europea de Policía (Europol).

Con esta petición, el BCIJ quiere tener así acceso directo a la información sobre todos estos jóvenes, muchos de ellos binacionales y en situación de riesgo de acercamiento al extremismo violento. "Hemos puesto en marcha una nueva estrategia para hacer un seguimiento de los marroquíes que están en el extranjero, y de hecho hemos llamado a nuestros homólogos occidentales para compartir con nosotros los datos que tienen", apostilla Jiam.

Y es que para él una de las principales enseñanzas que hay que extraer de los atentados del año pasado en Cataluña es la necesidad de potenciar el intercambio permanente de información entre los diferentes servicios de inteligencia. "Tenemos que sacar lecciones de casos así, los servicios de seguridad españoles deben censar todos los marroquíes que tienen en su territorio, y comunicarse con nosotros si tienen sospechas sobre alguien", ha apuntado.

La cooperación entre los servicios de inteligencia marroquíes y españoles es "excelente y sin fallos", según Jiam, quien anima a que la colaboración con el resto de los países sea del mismo nivel. En este sentido, el director del BCIJ ha criticado que los servicios de seguridad franceses no hayan informado a sus homólogos marroquíes sobre un francomarroquí implicado en un reciente atentado, quien estaba clasificado en el llamado "fichero S" de delincuentes peligrosos. Una información que a juicio de Jiam era esencial.

Por ello, ha reiterado la importancia de que su país tenga pleno acceso a la base de datos policiales de Europol: "Creo que la base de datos de todo organismo encargado de la seguridad en Europa como Europol tiene que ser compartida con los países del norte de África como Marruecos", ha aseverado.

Acuerdo con Marruecos

El Parlamento Europeo aprobó el mes pasado una resolución en la que recomendó a la Unión Europea (UE) firmar un acuerdo con Marruecos para el intercambio de datos de carácter personal. La exministra francesa de Justicia y eurodiputada Rachida Dati, considerada una de las más activas "lobistas" de Marruecos, llamó el pasado 20 de julio en una pregunta escrita a la Comisión Europea a abrir negociaciones con Rabat para poner en marcha esa resolución, por ser este país "un socio estratégico y esencial de la UE".

Una fuente de seguridad ha dicho a EFE que Europol ha solicitado datos de Marruecos en numerosas ocasiones, pero se ha mostrado reticente a darle pleno accesos a los suyos por considerar que su legislación de protección de datos no se adapta a la europea. Marruecos parece haberlo entendido, y de hecho está estudiando, con asesoría de la Unión Europea, las futuras enmiendas legales para adecuar su legislación sobre protección de datos.

Con respecto a la investigación llevada a cabo en España sobre los atentados de Cataluña, Jiam ha elogiado el "profesionalismo" de su policía, aunque ha apuntado algunas asignaturas pendientes, como la necesidad de controlar el ámbito religioso en el país ibérico. "España tiene una fuerte comunidad de musulmanes, entre conversos y los llegados de otros países. Estas personas deben recibir encuadramiento religioso", ha opinado el director del BCIJ que ha llamado a que todos los lugares de culto en España estén "bajo tutela de una institución gubernamental".

En cuanto a si su organismo comparte datos con la policía catalana (Mossos d'Esquadra), Jiam ha aclarado que toda su colaboración con España "transita por Madrid", y ha ido más lejos: "Estoy contra la división y la diversidad de los servicios encargados de la seguridad de un país: para que haya cohesión conviene unificar el poder de decisión en una persona o un servicio", reflexiona.

Desde su creación en 2015, el BCIJ ha desmantelado 55 células terroristas (la casi totalidad leales al Estado Islámico) y ha arrestado a un total de 877 personas, entre los cuales hay 21 extranjeros y 18 binacionales (entre ellos dos hispanomarroquíes).


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0