Buscar

Descubre por qué si te quedas dormido rindes más en clase

14:45 - 18/04/2017
  • La Academia Americana de Medicina del Sueño pide retrasar las clases
  • Los estudiantes gozarían de una mejor concentración y productividad
  • El 70% de los estudiantes de secundaria duerme siete horas o menos
Más noticias sobre:
Estudiante dormido en clase. Imagen: Getty

Los estudiantes de educación media deben dormir unas ocho o 10 horas diarias, sin embargo, en muchos casos estas recomendaciones no se cumplen. Y en ocasiones los culpables no son los adolescentes, sino los estrictos horarios de los centros formativos.

A pesar de todo esto, mucho ojo con quedarse dormido a sabiendas y no acudir a tu aula de instituto, formación profesional o universidad, ya que te juegas el suspenso. Sin embargo, cuando el docente te eche en cara el retraso al llegar tarde a su clase, quizás puedas tener la excusa perfecta: se trata de una forma de aumentar la productividad.

No es nada nuevo que profesionales de la docencia y científicos de muchos ámbitos aboguen por un horario escolar menos exigente en cuanto a la hora de inicio. No son pocos los que opinan que las clases serían mucho más productivas si los alumnos no se tuvieran que levantar a las siete de la mañana o incluso antes de dicha hora. Y en este sentido, recientemente la Academia Americana de Medicina del Sueño -AASM por sus siglas inglesas- ha tomado una postura oficial: las clases de las enseñanzas medias deben empezar más tarde.

Comenzar las clases demasiado pronto puede derivar en que muchos niños y adolescentes no puedan tener un sueño totalmente reparador durante la noche, pudiendo afectar a la salud, la seguridad de dichos estudiantes y, por supuesto, al rendimiento académico. Más en un mundo como el que vivimos, donde los adolescentes están permanentemente conectados los unos con los otros y por lo tanto su actividad y relaciones ocupan una mayor parte del día.

El 70% de los estudiantes duerme poco

Además, cuando los adolescentes pasan por la pubertad, sus cerebros producen la melatonina -hormona que induce el sueño- en un horario más retrasado, por lo que es muy difícil que se sientan cansados antes de las 23:00. Con estos horarios, es imposible que los alumnos descansen entre ocho y 10 horas cada noche, como recomienda la AASM. El 70% de los estudiantes de secundaria duerme siete horas o menos cada noche.

Un comunicado del famoso grupo de científicos y expertos en salud con más de 10.000 miembros, publicado en la revista temática Journal of Clinical Sleep Medicine, respalda las recomendaciones ofrecidas por la Academia Americana de Pediatría y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Si los estudiantes pueden comenzar su horario estudiantil más tarde, sin duda, se notará una mejor concentración en los mismos, además de mejorar las tasas de absentismo escolar.

Obviamente esta medida no resolverá todos los problemas y defectos del sueño de los adolescentes, pero ayudaría a mejorarlos. Los padres y los tutores deben inculcar a sus hijos la responsabilidad de dormir y descansar el tiempo necesario, indica el comunicado.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0