Buscar

Cinco cosas sobre las arañas que seguro no conocías

4/05/2017 - 12:02 | 19:15 - 4/05/17
  • Se han descubierto más de 46.600 especies de arañas diferentes
  • Son animales sorprendentes y objeto de estudio habitual
  • Las arañas son las mayores consumidoras de insectos del planeta
Primer plano de una tarántula. Imagen: Pixabay

Hasta la fecha se han descubierto más de 46.600 especies de arañas diferentes, entre ellas algunas que destacan por sus increíbles habilidades que nunca imaginamos posibles en una araña.

Son probablemente los animales más temidos, junto a las serpientes, por el ser humano. Es lógico, ya que además de ser causa de gran cantidad de muertes a lo largo de la historia, son elementos clásicos del cine de miedo y terror. Las arañas son el orden más numeroso de la clase de los arácnidos, en donde se incluyen otros animales como las garrapatas o los escorpiones. Aunque muchos podrían marearse con esta cifra, especialmente si sufren aracnofobia, en la actualidad se han descubierto más de 46.600 especies de arañas diferentes.

Pero pese a su mala fama, las arañas son animales sorprendentes y objeto de estudio habitual de científicos de todo tipo. Muchas de sus características más sorprendentes ni siquiera se conocen.

Son el principal foco de control de insectos

El mito de que las arañas de una casa acaban con los insectos es muy cierto. Ahora que llega el verano y el buen tiempo, la cantidad de insectos se multiplican, especialmente en zonas rurales. Muchos nos quejamos de los insectos que nos estropean nuestra comida o merienda en el campo, sin embargo, podría ser mucho peor. Las arañas son las mayores consumidoras de insectos del planeta, ayudando a controlar la población o el número de insectos. Devoran más insectos que las aves y los murciélagos juntos.

Generan uno de los materiales más resistentes

Las telas de araña son productos muy resistentes, aunque evidentemente algunas arañas producen tela más resistente que otras. Las versiones más duras son cinco veces más fuertes que una estructura similar creada con acero y hasta dos veces más resistentes que una estructura similar creada con kevlar, el material con el que se crean los chalecos antibalas. Imaginaos lo que se podría construir si fuésemos capaces de producir tela de araña para crear cables de varios centímetros de grosor.

Las arañas van de caza y de pesca

No sólo de insectos se alimentan las arañas y, de hecho, de las 110 grandes familias de arañas del mundo, alrededor de ocho son capaces de pescar. Evidentemente no lo hacen con caña de pescar y sentados debajo de una sombrilla, como los humanos, pero sí que una buena cantidad de arácnidos del mundo atrapa y consume peces de tamaño pequeño. Para ello, algunos pueden incluso nadar y bucear. La tarántula Goliat, por otra parte, se dedica a la caza de aves. Conocida también como la tarántula pajarera, se considera como la araña de mayor tamaño; lo usan para caza pequeñas aves. Eso sí, en raras ocasiones comen aves, y su dieta habitual está formada por roedores, serpientes y lagartos.

Una araña saltadora. Imagen: Pixabay

Son excelentes deportistas

De las 46.600 especies de arañas diferentes descubiertas hasta el momento -seguro que aún quedan muchas más por descubrir-, alrededor de 4.000 especies son arañas saltadoras. Algunas de ellas pueden incluso saltar hasta 50 veces su tamaño, a pesar de no tener prácticamente músculos en sus patas. Lo hacen por medio de un sistema similar a cualquier aparato hidráulico fabricado por el hombre. En sus patas traseras utilizan un músculo, que hace las funciones de bomba hidráulica, expulsando hemolinfa a gran velocidad, impulsando así a la araña en su salto.

Muchas son capaces de vivir en sociedad

Aunque es cierto que la inmensa mayoría de arañas son agresivas y muy territoriales, se conocen más de 40 especies que son capaces y, de hecho, viven en sociedad. Se comportan de forma similar a como lo harían un conjunto de hormigas o de abejas. Trabajan juntas para lograr su objetivo. Estas especies son más habituales en las regiones tropicales, en donde la cantidad de insectos es mucho mayor. Construyen redes comunitarias en donde la unión hace la fuerza, capturando presas más grandes que, de otra forma, serían imposibles de capturar. Algunas colonias de arañas pueden ser tan grandes, que son capaces de atrapar aves y murciélagos.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0