Buscar

Un pez desconocido que camina por el fondo del mar pone en jaque a los científicos

7/06/2017 - 13:50
  • El stingfish es uno de los peces más venenosos de todo el planeta
  • La expedición Challenger fue la primera oceanográfica global de la historia
  • En el siglo XIX ya se barajó su descubrimiento
Más noticias sobre:
Así es el nuevo pez descubierto. Imagen: Shutterstock

Una misteriosa criatura ha sido descubierta hace unos días por un buzo que 'paseaba' plácidamente por el fondo marino de Bali. Emeric Benhalassa no podía creer lo que tenía ante sus ojos, y en una primera instancia pensó que quizás se pudiese tratar de una especie de stinghfish (uno de los peces más venenosos del planeta).

En cambio, cuando la comunidad de científicos vio las imágenes del pez no pudieron determinar de qué especie se trataba en concreto. Algunos descartan la teoría de que se trate de un stingfish, pues éste no posee patas sino filamentos pectorales que fueron separados de su gracias a una larga evolución. En cambio, el pez que vemos en el vídeo presenta una especie de patas con las que se desplaza por la arena.

Es por esto por lo que los científicos de National Geographic han abierto un abanico de posibilidades en cuanto a los orígenes del pez. Entre ellas se encuentran el ya citado stingfish de rayas, un colibrí de cola blanca o incluso alguna especie no descrita todavía.

Se trata de una incógnita de difícil solución para estos científicos, pues aseguran que sin ver al pez de cerca es prácticamente imposible reconocer de qué especie puede tratarse. Lo que también complica enormemente las labores científicas es el hecho de que el stingfish se pase la mayoría del tiempo escondido bajo la arena. Esto impide que se puedan conocer demasiados datos acerca de ellos.

Sin embargo éste no ha sido el único descubrimiento extraño que se ha registrado últimamente, ya que hace pocos días se ha descubierto en aguas australianas un pez sin rostro. Aunque algunos científicos como Dianne Bray (perteneciente al Departamento de Zoología de Vertebrados en el Museo Victoria) lo identifica como algo totalmente fuera de lo común, lo cierto es que ya durante la expedición del Challenger (1872-1876) había sido catalogado.

Se trata de un nasus Thyplonus y ha sido bautizado por los científicos como el sin rostro brosmio. Lo más curioso es que esta especie tan espeluznante es típica también de Nueva Guinea, Arabia, Indonesia y Japón. No obstante, las aguas australianas continúan siendo un foco misterioso y prácticamente desconocido para muchos científicos pues apenas han sido objeto de estudio para ellos. Esto incrementa terriblemente sus ganas de descubrir los secretos sumergidos bajo las aguas australianas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0