Buscar

El caracol gigante que se ha vuelto viral está prohibido en España

27/07/2017 - 11:29
  • Se trata de una especie de caracol originario de África tropical
  • Incluido en la lista de las especies exóticas invasoras más dañinas
  • No sólo puede terminar con ecosistemas, también provoca enfermedades
Caracol gigante africano. Imagen: Twitter

Es cierto que cuando hablamos de especies de animales gigantes, de forma general, todos pensamos en antiguas criaturas que poblaban la Tierra hace millones de años. Sin embargo, no hace falta irse tan lejos para encontrar animales sorprendentes por su descomunal tamaño, al menos en comparación con otros ejemplares de su familia. Este es el caso del caracol gigante que los últimos días se ha convertido en la sensación de Internet.

Un caracol tan grande como un conejo, y no, no se trata de una exageración. Mientras que los caracoles a los que estamos acostumbrados en España apenas miden más de un par de centímetros, resulta que una especie en concreto de estos moluscos gasterópodos -sí, los caracoles son moluscos- pueden llegar a medir como un conejo. La usuaria de Twitter @whatmaddness compartió una fotografía de un caracol gigante, una supuesta mascota que luego resultó ser una imagen rusa.

Y es que precisamente Rusia es uno de los pocos países que aceptan este animal, pues en muchos otros países está prohibido por su peligrosidad, no sólo como especie externa, sino también como foco de enfermedades para los humanos. El tweet no tardó en viralizarse, con más de 45.000 retweets y más de 130.000 'me gustas' en la citada red social. ¿Qué se esconde realmente tras esta fotografía?

Para empezar, no se trata de un fake. Resulta que es un ejemplar adulto de caracol gigante africano, cuyo nombre científico es Achatina Fulica. Este caracol terrestre es originario de África tropical, de países como Ghana, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Togo, Nigeria o Guinea Ecuatorial. Los locales de algunos de estos países lo conocen como lambí. En la actualidad también se ha extendido por Sudamérica, especialmente en zonas húmedas y lluviosas.

Se trata de una especie que, por su tamaño, pudiendo medir más de 20 centímetros de largo, fue víctima de una moda para obtenerlos como mascotas. Sin embargo, en España y muchos otros países está totalmente prohibido criarlos o tenerlos como mascota. Esta especie se encuentra incluida entre la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo; lista creada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. También se encuentra en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

El Achatina fulica es hermafrodita, como muchos otros caracoles, por lo que se reproduce a gran velocidad. Esto puede causar importantes plagas y producir graves daños en ecosistemas y cultivos. Pero no es el miedo a una plaga el principal temor a este animal. Su piel y sus babas pueden producir parásitos que causan afecciones como la meningoencefalitis (una especie de meningitis). También puede infectar a humanos, especialmente aquellos que tienen un sistema inmune debilitado, con la peligrosa bacteria aeromonas hydrophila.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0