Buscar

¿Por qué los tenedores son más peligrosos que las cucharas para los microondas?

21/08/2017 - 13:30
  • Introducir utensilios metálicos puede provocar incendios
  • Las cargas positivas y negativas producen calor en los alimentos
  • La forma de una cuchara permite que las microondas no creen chispas
Cuchara y tenedor. Imagen: Pixabay

La llegada de los electrodomésticos fueron toda una revolución gastronómica por el gran avance tecnológico en las primeras décadas del siglo XX. A día de hoy se siguen utilizando con el mismo fin: agilizar algunas tareas domésticas de rutina diaria. El microondas es uno de los electrodomésticos que no falta en ninguna casa; es perfecto para calentar y cocinar alimentos mediante ondas de radio de alta frecuencia.

Muchas industrias defienden que bajo ninguna circunstancia se deben introducir utensilios metálicos porque pueden causar un incendio. Las aleaciones metálicas tienen la habilidad de reflejar las ondas electromagnéticas haciendo que las ondas reboten como en un espejo y provocar chispas. Y mientras que se piensa que si metemos algo metálico en el microondas puede romperse, en realidad sólo ocurre con algunos metales.

Mientras que algunos pueden llegar a pensar que lo que ocurre dentro del aparato es pura magia, lo cierto es que su funcionamiento es más complejo de lo que parece. El agua, las grasas y otras sustancias presentes en los alimentos absorben la energía producida por las microondas de alta frecuencia. Las cargas positivas y negativas oscilan intentando alinearse con el campo eléctrico del microondas; produciendo vibraciones que elevan la temperatura de los alimentos.

El problema llega cuando el metal es mucho más sólido que la comida. A medida que el agua de la comida se evapora, la energía se libera progresivamente en forma de calor. Pero las moléculas dentro de un trozo de metal, la energía no tiene dónde ir. Es así como el utensilio metálico se calienta a gran velocidad llegando a producir chispas y fuego.

La clave está en la forma cóncava

Sin embargo, cabe señalar que no todos los metales son peligrosos para el microondas. Dependiendo de la forma de su superficie, el objeto de metal refleja las microondas en lugar de absorberlas y provocar un incendio. A pesar de que las cucharas no son generalmente una amenaza para el aparato, los tenedores pueden crear chispas debido a la carga negativa acumulada en los dientes.

Los electrones del tenedor se aceleran y pueden saltar con facilidad a otro metal; las puntas atraen electrones a través del aire y producen rayos que chocan por todas las paredes metálicas del microondas. Dependiendo de lo que se introduce en el microondas, las chispas pueden provocar un incendio. Inclusive sin causar fuego, las chispas pueden dañar el interior del microondas y hacer que sea inseguro de usar. A pesar de que ahora sepas que se pueden meter cucharas sin que pase nada, no es una buena idea que lo intentes para ver qué pasa.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0