Buscar

Cinco hábitos que tienes en internet y deberías replantearte

4/09/2017 - 14:44
  • Le restamos importancia a algunas alertas de seguridad de Internet
  • Seguir cierto tipo de hábitos puede ayudar a mantener tu privacidad
Más noticias sobre:
Navegar por internet. Imagen: Gettyimages

Cada vez es más común que la mayor parte de nuestros movimientos sea por Internet. Es vía online donde nos comunicamos con la gente, compartimos nuestro día a día y pasamos largas horas visitando las redes sociales. Es por ello que una serie de comportamientos en internet puede llevarnos a poner en riesgo nuestra privacidad.

La seguridad cibernética es algo que nunca se piensa cuando navegamos; la mayoría de los usuarios comparten la misma indiferencia hacia la seguridad de sus datos a pesar de las miles noticias sobre cuentas hackeadas y robo de documentos. Los piratas informáticos se pueden aprovechar de tus movimientos para obtener todo tipo de datos u otra información delicada. Para mantenerte seguro y proteger tu identidad, debes evitar estos hábitos cotidianos que te dejan vulnerable en línea.

Aceptar peticiones de amistad de extraños

Aunque las plataformas online permiten oportunidades de hablar con personas de casi cualquier parte del mundo, es importante tener cuidado con aceptar impulsivamente las solicitudes de amistad o seguimiento de extraños. Estas personas pueden hacer uso de las redes sociales para obtener información sobre las posibles víctimas y enviar mensajes no deseados o de acoso. Antes de agregar a un desconocido, echa un vistazo a su perfil y considera todos los riesgos.

Confiar en el relleno automático o autocompletar

El autofill o autocompletar pueden ahorrar mucho tiempo a la hora de hacer una compra por internet. Rellenar todos los campos se convierte en una tarea técnica y no llegamos a pensar en todas las consecuencias. El relleno automático almacena tu nombre, dirección, número de teléfono y otros datos privados que pueden verse vulnerables cibernéticamente. Puedes desactivar la función de autocompletar en los ajustes de tu navegador y tomarte un tiempo extra escribiendo manualmente cada campo obligatorio cada vez que compres algo.

Olvidar instalar las actualizaciones de seguridad

Todos los sistemas operativos, navegadores o programas que utilizas diariamente son vulnerables a las infracciones de seguridad. Mantener el software actualizado puede protegerte del 65% de posibilidades de ataques cibernéticos, cerrando cualquier grieta de seguridad antes de que los hackers puedan exportar tus documentos. Puedes configurar las actualizaciones para que se hagan automáticamente en tu dispositivo móvil u ordenador para asegurarte de que siempre tienes la última versión de software.

Hacker. Imagen: Gettyimages.

Publicar todo lo que haces por redes sociales

No sólo es un gran problema de privacidad, sino que también es un problema de seguridad cibernética. Toda la información que publicas en cualquier red social se puede recopilar y utilizar en tu contra para dejarte en un compromiso. Además de estar publicando todo lo que compras o haces en tu vida diaria, pueden revelar la ubicación donde estás y abastecerse de otro tipo de información sobre tu vida privada utilizando técnicas de ingeniería social. Una vez pones algo en tus redes sociales, ya no es privado. Cada pieza de contenido que se publica en las plataformas se pierde en alguna base de datos, razón por la que debemos andarnos con cuidado con las cosas que mandamos.

Utilizar la misma contraseña en todas tus cuentas

Las contraseñas deben ser fuertes y seguras. Pero además de usar combinaciones de números, letras y símbolos, también se debe utilizar una contraseña diferente para cada red social. Si utilizas la misma para varias cuentas, cualquiera puede acceder a un perfil y tener acceso a las otras cuentas. Es por ello que se recomienda tener contraseñas distintas para la tarjeta de crédito, perfil de redes sociales y cuentas de compra en línea.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.