Buscar

ÚLTIMA HORA:
Ya es oficial: el Atlético de Madrid ficha a Diego Costa (15:41)

"Tronco", "muyayo", "malo será"... ¿A qué partes de España pertenecen estas expresiones?

11:31 - 10/09/2017
  • Existen miles de expresiones que suponen todo un reto en su entendimiento
  • Nuestra lengua tiene un gran valor cultural y social
Molinos de Castilla la Mancha. Imagen: Gettyimages

La lengua española se caracteriza principalmente por una riqueza de palabras indiscutible. Existen multitud de expresiones populares y frases hechas que varían en función de las ciudades o comunidades de habla española. Razón por la que cualquier norteño que visite el sur, o viceversa, se encontrará con expresiones que pueden suponer todo un reto para entender qué significa la palabra.

El valor cultural de nuestra lengua en toda la península supone una gran capacidad de elasticidad y de ampliar el vocabulario a medida que visitamos ciertas ciudades. No sólo aprendemos de las costumbres de cada comunidad autónoma, sino que para más inri podemos profundizar con la manera de hablar. Cada ciudad o municipio español puede caracterizarse por un vocablo en particular que lo distingue de las demás comunidades.

Muyayo, tronco, moraga, y otras expresiones que te invitamos a descubrir a qué ciudades, municipios o comunidades autónomas pertenecen. Importante: las imágenes no tienen nada que ver con la respuesta correcta.

Comentarios 1

#1
11-09-2017 / 14:19
Puntuación 7

"Muyayo" no es de ninguna región. "Muchacho", sí, de Canarias. ¡Qué manía con el "muyayo"! Si dijésemos "muyayo" lo notarían, créanme. Simplemente pronunciamos el díglifo CH de manera más suave, pero no es una Y.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.