Buscar

EN DIRECTO
Siga un duelo decisivo de la Champions: Juventus vs Barcelona

Piden "cadena perpetua" por poner a la venta un sándwich de paella

7/11/2017 - 14:00
  • No hay especialidad más popular en el mundo que el arroz típico valenciano
  • Es uno de los atractivos turísticos de nuestro país para amantes de la gastronomía
Paella. Imagen: Twitter/PinkyGrace_

La paella es, sin lugar a dudas, uno de los platos más emblemáticos de Valencia y de la gastronomía española. No existe especialidad más popular en el mundo que el arroz típico valenciano, que además constituye uno de los atractivos turísticos de nuestro país para los amantes de la cocina y platos representativos españoles: no hay turista que se resista a un buen plato de paella.

Constantemente se cometen cierto tipo de atrocidades contra la paella; la gran mayoría son tan delirantes que resultan cómicas. Muchos no pueden llegar a entender cómo una receta tan fácil de seguir y entender puede transformarse en tales aberraciones. Este tipo de "leyendas" no son simples suposiciones de la gente que ama su gastronomía, puesto que muchos españoles en el extranjero lo han podido confirmar cada vez que tienen la oportunidad de visitar un supermercado.

Sin ir más lejos, una usuaria de Twitter bajo el nombre @PinkyGrace_, ha compartido en su perfil personal una foto de un sándwich de paella que se vende en un popular supermercado británico. El tuit está causando un gran revuelo en las redes, y no es para menos: "Yo aquí veo cadena perpetua. No sé vosotros."

El curioso producto ha dado mucho de qué hablar estos últimos días en la plataforma, alcanzando más de 5.000 Retweets, 6.000 me gusta y más de 300 interacciones.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.