Buscar

¿Tienes sueño cuando llueve? Es normal y te explicamos el motivo

21/11/2017 - 13:00
  • Existe una evidencia clara de que el clima afecta a casi todos nuestros sentidos
  • El clima soleado trae más noches de descanso en comparación a los nublados
  • Los factores más importantes que intervienen en el porqué de la somnolencia
Día lluvioso. Imagen: Gettyimages

Si bien no hay investigaciones definitivas que demuestren que la lluvia y el cansancio están relacionados, hay una evidencia clara de que el clima afecta a casi todos nuestros sentidos de manera que tenemos la sensación de estar más cansados, a pesar de ir a la cama a una hora razonable la mayoría de las noches.

Los días lluviosos hacen que algunas personas se sientan más cansadas, somnolientas... Y es que el clima y la temperatura de las diferentes épocas del año pueden ser algunos de los motivos que alimenten este efecto. De hecho el clima soleado trae más noches de descanso en comparación a los días lluviosos. Pero ¿por qué? Te explicamos algunos factores que intervienen.

La dificultad para levantarse un día lluvioso, el clima, los aromas frescos y terrosos, la tranquilidad que causa el golpeteo, son algunos de los motivos para que cualquiera no tenga ganas de salir de la cama. Y a pesar de que ninguna de estas pruebas son investigaciones de estudios oficiales, pueden ser los factores más importantes para explicar porqué nos sentimos un poco letárgicos en esos días nublados.

Día lluvioso. Imagen: Gettyimages

Cambios hormonales

La luz del sol estimula el nervio óptico y la producción de melatonina disminuye y, como resultado, estamos más activos. Pero en los días lluviosos, hay menos luz solar y la estimulación se reduce considerablemente hasta el punto de sentirse más somnoliento. La serotonina, que es una hormona que aumenta el estado de ánimo, también se produce cuando hay más luz solar, por lo que cuando no hay, podemos sentirnos más "tristes".

El olor

Ese olor a tierra mojada tan característico que deja la lluvia puede ser relajante. Las plantas secretan aceites durante los períodos secos para evitar que las semillas se desarrollen cuando no hay recursos para que prosperen. Cuando llueve, el agua secreta los aceites acumulados para que las nuevas semillas crezcan y se mezclan con un químico llamado 'geosmina' para crear un aroma a tierra agradable. Además, cuando pasa la tormenta, huele a ozono, una molécula compuesta de tres átomos de oxígeno que recuerda a sábanas recién lavadas.

El sonido

El sonido del chapoteo de la lluvia también es muy reconfortante y otro factor para sentirnos cansados. El patrón rítmico de la lluvia que golpea una ventana, paraguas o el suelo se denomina "ruido rosa". Es una categoría de ruido que tiene frecuencias bajas, lo que según algunas investigaciones puede mejorar la calidad del sueño al disminuir nuestra actividad cerebral.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0