Buscar

Cinco preguntas obligatorias para hacer a tu casero antes de alquilar piso

23/11/2017 - 12:55
  • El apartamento debe ajustarse a todas nuestras necesidades diarias
Alquiler de piso. Imagen: Pixabay

Al igual que en cualquier otro compromiso, encontrar el apartamento perfecto requiere sentido común y un poco de madurez, pero sobretodo que se ajuste a todas las necesidades que buscamos. En un paso en la vida tan importante como lo es independizarse no se debe tomar una actitud impulsiva, a la hora de entrar en un nuevo piso debemos asegurarnos de que se adapta a la perfección a nuestros intereses y valores.

Has hecho un montón de búsquedas por inmobiliaria, a través de Internet, recorriste numerosas avenidas en busca de particulares y has reducido tus posibilidades a los apartamentos que más te han gustado. Ahora es el momento de obtener respuestas a todas las preguntas pertinentes antes de firmar un contrato de arrendamiento pero, ¿qué debo preguntar? Estas cinco preguntas son las que consideramos más importantes para saber al 100% que debemos empaquetar cajas y empezar la mudanza.

¿Se admiten mascotas?

En caso de que tengas una mascota o te ronde la idea de tener una en un futuro, estas es una de las principales preguntas que debes formular. Muchos propietarios pueden decirte que los animales son ruidosos, que pueden estropear el mobiliario del piso o que pueden llegar a molestar a la comunidad. Otros, sin embargo, no pondrán ningún contra para que puedas comenzar a vivir con tu mascota. Sea lo que sea que digan sobre las mascotas, asegúrate de que se ajusta a tus necesidades.

¿Tengo que darme de alta en la luz y el agua?

Otra de las preguntas que no puede faltar a la hora de hacer una ruta en tu hipotético nuevo hogar es si tienes que darte de alta en alguna compañía para tener luz y agua. Algunos caseros deciden no tener esta clase de servicios activos durante el año para no tener que pagar impuestos demás cuando no hay nadie viviendo en su casa de alquiler. Pero entenderá que quieras saber el coste que puede suponer y te dará instrucciones sobre dónde darte de alta y cuánto cuesta. Si el propietario no tiene esa información, o peor aún, nunca ha pensado en ello, sabrás que esa persona no tiene mucho interés en ofrecer comodidad a sus nuevos inquilinos.

Mudanza. Imagen: Pixabay

¿Cómo funciona el mantenimiento?

Pongamos que aparece una fuga de agua en algún grifo o se rompe cualquier cosa de un día para otro. Antes de firmar el contrato y empezar a vivir en ese apartamento, debemos asegurarnos de qué tipo de servicios están disponibles y qué sucede si se estropea algo dentro del piso. Todos los administradores tienen su método para el mantenimiento; unos te pondrán en contacto directo con la persona que tiene que ir a mirar esa fuga y otros te ayudarán de primera mano. 

¿Cuánto es la fianza?

La mayoría de los propietarios querrán al menos un mes de alquiler por adelantado a modo de seguro contra daños, más el primer mes de alquiler. Son dos meses de renta, o más, que tendrás que pagar cuando firmes el contrato. Antes de pagar esta tarifa, pregunta si es reembolsable o qué penalizaciones debes cubrir en caso de tener que mudarte antes de que termine el contrato.

¿Puedo hacer reformas?

Después de estar un tiempo viviendo en tu nueva casa, tienes la necesidad de ajustarla a tus gustos. Es normal, pero tienes que preguntar desde el primer momento si puedes pintar las paredes o quitar algunos muebles que no son de tu gusto. La mayoría de contratos de arrendamiento estipulan cuando puedes reformarlo o dejarlo en las mismas condiciones en que lo recibiste. Algunos tienen una cláusula en el contrato que dice que se necesita su permiso antes de pintar o decorar. Será tan sencillo como renovar el contrato después de un año y hablar con tu casero para llegar a un acuerdo.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.