Buscar

DESTACAMOS
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

¿Por qué nos cuesta mirar a los ojos?

30/11/2017 - 14:34
  • Hay personas que no cumplen con características como la timidez
  • La comunicación cara a cara es un aspecto complejo e importante del comportamiento
  • Hablar requiere la recuperación y selección de alternativas posibles
Más noticias sobre:
Mirada. Imagen: Pixabay

Mirar a alguien a los ojos durante una conversación es algo normal, pero hay gente a la que le cuesta muchísimo mantener la mirada. Es cierto que hay personas muy tímidas o con fobia social que pueden llegar a tener dificultades para mirar a los ojos a un desconocido, pero también hay personas que no cumplen con estas características a las que les cuesta mantener el contacto visual. ¿Por qué?

Se ha asumido que esquivar la mirada es un signo de inseguridad o de que la persona no está diciendo la verdad. La comunicación cara a cara es un aspecto complejo e importante del comportamiento humano; los procesos verbales y no verbales como hablar y el contacto visual son esenciales para mantener una conversación.

En un estudio actual de la Universidad de Tokio han investigado cómo el contacto ocular infiere en los procesos de control cognitivo durante la generación de verbos que no utiliza procesos visuales pero que aún comprende procesos disociables. Es decir, hablar requiere la recuperación y selección de alternativas posibles, por eso apartamos la mirada.

El rendimiento cae cuando miramos a alguien a los ojos

En esta investigación participaron una serie de voluntarios y se les pidió realizar una tarea de asociación de palabras. Lo más curioso es que al realizar este ejercicio mirando fijamente a los ojos de una persona cuya fotografía era proyectada a través de un monitor, su rendimiento descendía significativamente a pesar de no tener que interactuar con ellas más allá de mantener la mirada fija.

Este resultado podría ser un indicio de que el simple hecho de mirar a alguien a los ojos durante cierto período de tiempo es una actividad que requiere una buena parte de nuestro cerebro se concentre en ella. Lo cual quiere decir que podríamos estar evitando que una gran parte de nuestro foco de atención nos deje sin la capacidad de hacer nuestras operaciones mentales.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.