Buscar

¿Fue antes el huevo o la gallina? Paradojas que harán explotar tu cabeza

1/12/2017 - 13:59
  • Son afirmaciones o preguntas con dos resultados posibles
  • También pueden proporcionar pruebas de que algo va en contra de lo que esperamos
  • Han formado parte del pensamiento filosófico durante muchos siglos
Huevo o gallina. Imagen: Pixabay

Una paradoja es una afirmación o pregunta que o bien parece producir dos resultados posibles o proporciona pruebas de que algo va en contra de lo que intuitivamente esperamos. Las paradojas han formado parte del pensamiento filosófico durante muchos siglos, siempre están listas para desafiar nuestra interpretación ante algunas situaciones que de otro modo serían simples, transformando lo que pensamos y presentándonos posturas plausibles.

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

El inmortal dilema del huevo y la gallina aparece en la obra del filósofo griego Aristóteles. Esta expresión llena de ambigüedad condujo a los antiguos filósofos a cuestionar cómo se originó la vida y el Universo. En el habla popular, referirse a esta cuestión hace hincapié a la inutilidad de preguntarse quién fue primero, puesto que esta sentencia es una forma de ver el problema en que yace la naturaleza fundamental de la cuestión, ya que la respuesta literal es un tanto obvia.

La paradoja, entonces, procura elevarse a cuestiones metafísicas con un planteamiento metafórico. Por ejemplo, la pregunta se puede formular de la siguiente manera: "Qué vino primero: X que no puede venir sin Y, o Y que no puede venir sin X".

Sin embargo, no es cierto. Las especies cambian con el paso del tiempo durante el proceso evolutivo; la primera gallina antecesora de las gallinas de hoy en día no puede ser clasificada como tal. El ADN sólo se modifica antes del nacimiento, por lo cual la madre de la primera gallina -no era una gallina tal y como las conocemos- sufrió una mutación en la gestación mediante la cual se convirtió en la primera gallina propiamente dicha.

Gato de Schrödinger. Imagen: Pixabay

El gato de Schrödinger vivo y muerto a la vez

La paradoja del gato Schödinger es un experimento imaginario para exponer las interpretaciones más contraintuitivas de la mecánica cuántica. Erwin Schödinger plantea un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato en su interior, una botella de gas venenoso y un dispositivo de modo que si el dispositivo se activa el veneno se libera y el gato muere.

Al terminar el tiempo predeterminado, la probabilidad de que el dispositivo se haya activado y el gato esté muerto es del 50%, y la probabilidad de que el dispositivo no se haya encendido y el gato esté vivo tiene el mismo valor.

Según los principios de mecánica cuántica, la respuesta correcta del sistema en ese momento será el resultado de la superposición de los estados vivo y muerto. Sin embargo, una vez que se abre la caja para comprobar el estado del gato, éste estará vivo o muerto. Esto se debe a que hay una propiedad en los electrones que permite estar en dos lugares distintos al mismo tiempo, dándonos a entender que el gato está vivo y muerto a la vez.

Números interesantes. Imagen: Pixabay

Los números interesantes

La paradoja de los números interesantes puede catalogarse como humorística entre los matemáticos, ya que busca demostrar que todos los números naturales son "interesantes". A fin de cuentas, 1 es el primer número natural que no es 0; 2 es el número primo más pequeño; 3 el primer número primo impar, etc.

Cuando parece que llegamos a un número que aparentemente no parece interesar, entonces el número se volvería en el primer número que no es interesante. Este nos coloca en posición de sacarlo de este grupo y ponerlo en el de los interesantes. Pero ahora un nuevo número dentro de los "aburridos" será el más pequeño por la misma razón tendremos que trasladarlo al subconjunto de los interesantes y así sucesivamente hasta que sólo quede un número no interesante.

Sin embargo, este último número tiene la propiedad de ser el número no interesante, por lo que también habrá que trasladarlo al grupo de interesantes con esto; no existen números que no son interesantes.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.