Buscar

Alimentos con los que entrar en calor rápidamente este invierno

1/12/2017 - 14:06
  • Aquellos cargados de nutrientes y potenciadores del sistema inmune
  • Ya no es época de batidos helados ni ensaladas frescas: necesitamos alimentos calientes
Más noticias sobre:
Alimentos para entrar en calor. Imagen: Pixabay

A medida que bajan las temperaturas buscamos cualquier tipo de alimento para mantener el cuerpo caliente. Puedes obtener esa sensación con alimentos saludables que están cargados de nutrientes, antioxidantes y potenciadores del sistema inmunitario que tu cuerpo necesita para hacer frente a un clima frío.

Salvo algunas excepciones muy concretas, ya no es época de batidos, helados ni ensaladas frescas; lo que se necesita ahora son alimentos que aporten calor. A primera hora de la mañana calentamos la leche a una temperatura adecuada para poder entrar en calor, pero durante el resto del día buscamos otro tipo de comidas que nos aporten ese mismo efecto. Te explicamos cuáles son los mejores alimentos para hacer frente al frío y cuáles ayudarán a reforzar las defensas.

Alimentos para entrar en calor. Imagen: Pixabay

Alimentos para entrar en calor

Además de abrigarse bien antes de salir a cualquier lado es importante una buena alimentación. Una de las formas más eficaces para recuperar la sensación de calidez que teníamos hace unos meses y bienestar es ingerir los alimentos apropiados que sirvan para este propósito. Entre ellos:

Bebidas calientes: las infusiones, el té, café solo o con leche o chocolate caliente son opciones óptimas para ayudar al organismo a entrar en calor. Además, las infusiones y el té son una alternativa recomendable por los numerosos beneficios para la salud: aportan cantidad de antioxidantes, favorecen la digestión y ayudan a depurar el organismo. El café es bueno en su justa medida: más de 4 tazas de esta bebida puede resultar perjudicial a la larga para la salud.

Caldo: un alimento básico y clásico durante la época invernal. Cualquier tipo de caldo ayuda al organismo a mantener o recuperar la temperatura corporal y aporta un sinfín de nutrientes esenciales para el sistema inmune. Se puede guardar un poco de caldo de cocido o puchero, para posteriormente añadir unos fideos o arroz para completar la comida.

Alimentos energéticos: este tipo de alimentos ayuda a combatir el frío, no tanto por tomarlos calientes sino porque aportan energía. En este grupo destacan los hidratos de carbono como las legumbres, pastas y el arroz; brindan la energía necesaria para combatir un duro día de frío.

Alimentos para reforzar las defensas. Imagen: Pixabay

Alimentos para agudizar las defensas

Proteínas: a pesar de que las proteínas deben estar dentro de la dieta, para combatir contra resfriados y gripe es importante ingerirlas en cantidades apropiadas. Las podemos encontrar en la carne, pescados, huevos, lácteos o en las proteínas vegetales como la soja. Éstas ejercerán el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Frutas: las frutas son una fuente rica de antioxidantes, vitaminas y minerales. La vitamina C es esencial en este tipo de alimentos porque ayudan a reducir los síntomas del resfriado y prevenirlos. Los expertos recomiendan consumirlos durante todo el año pero aumentar la dosis cuando llega el invierno; una media de cinco raciones al día. Y de lo contrario que puedas llegar a pensar, el kiwi aporta casi el doble de vitamina C que una naranja.

Verduras: destacamos la cebolla con un gran poder depurativo y antiséptico; alcachofas, acelgas y espárragos son idóneos para tomar calientes en forma de cremas o purés; las espinacas son idóneas para dar respuesta a los virus y bacterias, y la zanahoria ayuda a fortalecer la inmunidad celular.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.