Buscar

Un pueblo elimina todas las señales de tráfico y este es el resultado

4/12/2017 - 14:23
  • Algunas ciudades de Europa han experimentado una transformación radical
  • El movimiento urbanístico llamado 'Espacio Compartido' de Hans Monderman
Movimiento 'Espacio Compartido'. Imagen: Youtube/Vox

Las señales de tráfico sirven para advertir, informar, ordenar o reglamentar el comportamiento de los individuos en determinadas circunstancias. Las carreteras están llenas de ellas para indicarnos qué hacer en cada momento pero, ¿qué pasaría si de la noche a la mañana las quitamos todas?

Algunas ciudades de Europa han experimentado una transformación radical: quitar semáforos, señales de tráfico y pasos de cebra. Se trata de un movimiento urbanístico llamado 'Espacio Compartido' (Shared Space) que acuñó el ingeniero de tráfico holandés Hans Monderman. La idea detrás de este contradictorio movimiento es eliminar las barreras que delimitan por dónde deben circular los coches, peatones y otros vehículos.

En el vídeo se puede ver claramente que eliminar las señales no hace que las zonas se conviertan en un caos organizado. A falta de indicaciones a las que atenerse, los conductores reducen la velocidad y comienzan a prestar mucha más atención a lo que hay a su alrededor. Cada individuo con un medio de transporte en mitad de la carretera se fija más en los otros y todas sus interacciones se improvisan concienzudamente en el momento.

Sin embargo, el movimiento de 'Espacio Compartido' tiene un punto débil importante: las personas con algún tipo de discapacidad, especialmente los invidentes. Un 80% de peatones entrevistados se sienten más vulnerables con este sistema "innovador" y les gustaría volver al antiguo. La idea de Hans Monderman funciona, ya que reduce las cifras de accidentes de tráfico de manera radical, pero sigue sin ser una solución pulida por el momento.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.