Buscar

Cinco consejos para empezar 2018 con la cartera a salvo

20/12/2017 - 13:34
  • En esta época del año los hábitos de consumo de muchos se desbordan
  • Con ocasión de estas fechas, os invitamos a ejercer unos consejos fáciles de seguir
Más noticias sobre:
Gastos de Navidad. Imagen: Gettyimages

En Navidad los hábitos de consumo de muchos ciudadanos se desbordan, pasando por una especie de período vacacional en el que los buenos hábitos tienden a quedar olvidados. Y no es para menos, estas fechas son el momento por excelencia de los regalos, de comidas y cenas familiares, y otros muchos de los cuales no podemos prescindir.

Con ocasión de estas fiestas tan señaladas, nos gustaría recordar a nuestros usuarios que los derechos como consumidor no merman con las vacaciones, e invitaros a ejercer cinco consejos para empezar 2018 con la cartera a salvo.

Hacer presupuesto de los gastos

En primer lugar y para crear un presupuesto que funcione con tus posibilidades, debes saber qué dinero entra en tu cuenta bancaria cada mes y tus gastos. Echa un vistazo a todas las fuentes de dinero: ingresos, impuestos y etc, para que puedas tener una idea realista de en qué debe basarse tu presupuesto.

¿No sabes por dónde empezar? Mira tus antiguos recibos y calcula a través de tu cuenta los gastos generales que se depositan cada mes. Gastar menos de lo que ganas es una parte crucial para este presupuesto, por lo que saber qué dinero queda libre cada mes de impuestos es la clave.

Calcular el dinero de los gastos adicionales

El presupuesto trata dejar claro de saber quién es el jefe, decir en qué se va a gastar y el más importante de esta lista. En otras palabras, ¿cuáles son tus gastos actuales? Algunos gastos comunes incluyen alquiler / hipoteca, comestibles, seguro de coche, gasolina, factura de teléfono, viajes, etc. Mira tus movimientos de los últimos 90 días mediante el examen de tu cuenta bancaria, esto te hará una idea de cuánto gastas cada mes.

Evaluar las necesidades versus lo que quieres

Ahora que conocemos los componentes básicos de cómo hacer un presupuesto, es hora de examinar más de cerca las necesidades y deseos.

¿Pagar el alquiler? Definitivamente es una necesidad, teniendo en cuenta que necesitas un lugar para vivir. ¿Comer sushi o ir al cine? Eso es un deseo, uno muy placentero.

Apunta cada uno de los gastos y marcalos como una "necesidad" o un "deseo". Después, en una escala del uno al cinco, califica tus deseos en función de las ganas que tengas, cinco de los cuales es "muchas ganas" y uno es "muy pocas". De este modo siempre tendremos una prioridad y evitaremos tener gastos tontos.

Compras de Navidad. Imagen: Gettyimages

Gastos inesperados e irregulares

No importa cuán perfecto creas que es tu presupuesto, casi siempre surgen gastos inesperados. Es fácil hacer un seguimiento de los gastos mensuales, pero los gastos irregulares es un poco más difícil de predecir. Piensa en los gastos inesperados que pueden ocurrir trimestralmente o anualmente, tal vez las facturas pueden ayudarte en ello o puede que tengas que pagar un impuesto especial cuando llegue el momento.

Utilizar un sistema que funcione contigo

Un presupuesto no necesita ser algo inamovible, debería ser uno que funcione con tu economía y tu estilo de vida.

Una vez hayas realizado estos cuatro pasos, es hora de trabajar en tu presupuesto. Basándote en la cantidad de ingresos y gastos, crea una lista de categorías con el dinero que vas a invertir en cada cosa. Cuando tienes todo el dinero contabilizado, tienes una base financiera sobre la que establecer cada uno de tus gastos y evitar sorpresas en un futuro. Realiza un seguimiento de los gastos para asegurarte de que te mantienes dentro del presupuesto.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0