Buscar

Propósitos de año nuevo: 5 trucos para no terminar abandonándolos

27/12/2017 - 13:37
  • Una tradición para mejorar significativamente nuestro estilo de vida
  • Un momento en el que reflexionamos sobre el comportamiento del último año
  • Tienen la costumbre de romperse más que cualquier otro objetivo o meta
Propósitos de año nuevo. Imagen: Pexels

Ya sea por tradición o por mejorar significativamente nuestro estilo de vida, la mayoría de personas comienzan a pensar en los propósitos de año nuevo. Es un momento para reflexionar sobre el comportamiento del último año y prometer hacer cambios positivos de 360º. Sin embargo, los propósitos de año nuevo tienen la costumbre de romperse más que cualquier otro objetivo o meta, razón por la que hoy te damos cinco trucos para no terminar abandonándolos.

Tener propósitos realistas

Si definimos propósitos realistas, existe una mayor posibilidad de conservarlos durante todo el año e incorporar ese comportamiento saludable en nuestra vida diaria más fácilmente. Si, por ejemplo, el objetivo es hacer ejercicio con más frecuencia, recomendamos programar dos o tres días a la semana en el gimnasio en lugar de siete. Si lo que quieres es comer más sano, intenta reemplazar los malos hábitos con algo que te guste; como tu fruta o yogur favorito. De este modo no veremos el ejercicio ni la dieta como un castigo.

Cambiar un mal hábito

Los malos hábitos se desarrollan a lo largo del tiempo, por lo tanto, reemplazar las conductas no saludables con las saludables requiere tiempo. No te sientas abrumado y piensa que para tomar un verdadero cambio, debes trabajar de uno en uno.

Dejar de fumar

Uno de los propósitos de año nuevo más mencionados es dejar de fumar, pero no es un hábito fácil de abandonar. La entrada del 2018 puede ser el momento perfecto para pensar en tus intentos previos y en los mejores métodos que pueden funcionar contigo y los que no. Para ello, debes cambiar tu rutina para "engañar" tu adicción a fumar y no buscar excusas para dejarlo.

No es necesario hacer una maratón olímpica. El deporte es uno de los ejemplos de cómo dejar de fumar puede ayudarte en tu vida. Cualquier pequeña actividad es un paso para dejar de fumar: te relaja, te ayuda a controlar el peso y, sobre todo, resaltará las mejores físicas de dejar el tabaco.

Calendario. Imagen: Pexels

Pedir ayuda si la necesitas

Aceptar la ayuda de aquellos que se preocupan por ti fortalecerá tu resistencia y la capacidad para controlar el estrés causado por tu propósito. Si te sientes abrumado o no puedes alcanzar las metas por tu cuenta, considera buscar ayuda en cualquier ámbito. Un entrenador o un médico pueden ofrecer estrategias sobre cómo ajustar tus objetivos para que sean alcanzables, así como también ayudarte a cambiar los malos hábitos y abordar otro tipo de problemas.

No te rindas

La perfección es inalcanzable. Recuerda que a pequeños pasos se consiguen grandes cosas: no te rindas porque tuviste excesos un fin de semana rompiendo la dieta o no fuiste al gimnasio en una semana porque estabas ocupado. Todo tiene altibajos; recupérate de tus errores y retoma el camino.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.