Buscar

DESTACAMOS
El Espanyol sorprende al Barcelona y pone patas arriba los cuartos de Copa del Rey

Feng Shui: cómo renovar la energía de tu hogar en seis sencillos pasos

2/01/2018 - 13:38
  • Trata de canalizar varias energías según la manera en la que se organiza una casa
  • Una forma de decoración que destaca la importancia del orden y estilo amueblado
  • La distribución de los objetos influyen en la energía de las personas que viven en ella
Más noticias sobre:
Decoración estilo Feng Shui. Imagen: Pixabay

El Feng Shui es una teoría china que trata de canalizar la energía a través de la manera en la que una habitación se organiza. Esta forma de decoración da importancia al orden y al estilo pues la distribución y la manera en la que estos instrumentos se encuentren dentro de la casa influyen en la energía de las personas que viven en ella.

Al decorar según el Feng Shui, se busca que el orden en el que se decora y amuebla la habitación facilite que la persona reciba energía y armonía.

¿Qué se necesita?

Como primer paso debemos procurar que todo objeto decorativo tenga un acompañante que le haga pareja. Evita a toda costa tener ornamentos impares como, por ejemplo, poner tres macetas en lugar de dos. Si lo que buscas es suerte en el amor, estabilidad en pareja o cosas relacionadas, retira todo lo visualmente negativo o que te recuerde malos momentos en tu vida.

Después de esto, lo siguiente es tratar los colores según la teoría Feng Shui. También se recomienda decoraciones en color rojo para atraer la pasión y la buena suerte; los cojines, sillones, flores u otras decoraciones en rojo son válidas.

Teoría del color según el Feng Shui

Según la teoría Feng Shui, es importante evitar los colores fríos, fuertes y secos para atraer armonía y buena energía a nuestro hogar. Aunque no lo creas, no es lo mismo un ambiente emocional desarrollado en una habitación gris que en una habitación amarilla o verde.

Puedes pensar en tus adornos o muebles con los colores más recomendados para una casa ambientada en el Feng Shui: verde, blanco, olivo, naranja, beige, rosa o amarillo.

Organizar el mobiliario

Para nuestro dormitorio cabe destacar que la cama nunca debe estar frente a la puerta, sino en la pared más alejada. Según el Feng Shui, también es importante que la cabecera de la cama esté en dirección norte o sur, pero nunca en el este u oeste, y sobre ésta, no deben haber estantes, repisas o adornos.

Cortinas. Imagen: Pixabay

Calidad de aire y luz

Estos dos elementos son esenciales para un buen Chi o buena energía Feng Shui, por lo tanto, la casa siempre debe estar ordenada y con una leve entrada de luz. Para ello, puedes poner unas cortinas delgadas que permitan entrar la luz, pero no de manera fuerte.

¿Qué objetos para decorar se deben colocar?

Deben ser aquellos que proporcionen un agrado visual y levanten nuestro ánimo como plantas, fotos familiares. Intenta reducir la cantidad de aparatos eléctricos como relojes digitales, lámparas, y cosas que consuman energía.

La puerta de casa también es importante

Para que las energías positivas lleguen a tu vida y entren a tu casa, la puerta principal siempre deberá ser la puerta de entrada y de salida (en caso de que vivas en una casa). Evita siempre que puedas utilizar puertas traseras para comenzar y terminar tus rutinas.

El Feng Shui también recomienda que la puerta de entrada no tenga ningún obstáculo para pasar con facilidad a casa, es decir, si tienes decoraciones que impidan el acceso a tu hogar, las energías tampoco podrán entrar. Es por ello que es necesario que la puerta esté siempre libre de obstáculos y a la vista.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.