Buscar

DESTACAMOS
Federer se impone a Seppi y se clasifica para la final del Open de Rotterdam

Los perros también pueden resfriarse: estos son los síntomas más comunes

7/02/2018 - 11:35
  • Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar esta enfermedad leve
  • Pueden superarlo en una o dos semanas si proporcionamos los cuidados adecuados
Más noticias sobre:
Perro con una manta. Imagen: Pixabay

Al igual que las personas, los perros también pueden sufrir resfriados durante esta época del año. Los cambios bruscos de temperatura, el frío o determinados virus como la gripe pueden provocar resfriados en nuestros animales domésticos. Aunque no es una de las enfermedades más graves, es importante aprender a detectar sus síntomas y tratarla a tiempo.

Un resfriado leve puede superarse en una semana con los cuidados adecuados. Los perros también necesitan estar calentitos, no mojarse y alimentarse debidamente para que el problema no se convierta en una enfermedad más grave.

Para ayudar a proteger a tu can y mantenerlo sano, en este artículo hablaremos sobre algunos de los síntomas más comunes y cómo combatir el resfriado.

Perro. Imagen: Pixabay

Síntomas del resfriado en perros

El resfriado se produce principalmente por una infección del tracto respiratorio y puede atacar a perros de todas las edades. Aunque los síntomas no son sinónimo de que está ocurriendo algo grave en la salud del can, se debe prestar atención, ya que se puede confundir un resfriado con un problema respiratorio y viceversa.

Los síntomas del resfriado en perros son los siguientes:

- Ojos llorosos

- Estornudos constantes

- Congestión y secreción nasal excesiva

- Tos y dificultades respiratorias

- Pérdida de apetito

- Fiebre: en casos más serios, los perros pueden presentar algunas décimas de fiebre.

- Malestar general

Este número de síntomas pueden estar presentes durante una o dos semanas. El tiempo de curación dependerá de cada perro y de los cuidados que le proporcionamos al animal.

Perro. Imagen: Pixabay

Recomendaciones básicas para su cuidado

Existen una serie de cuidados básicos que el perro necesita cuando está resfriado. Es importante atender el resfriado leve desde el primer momento en que se detecte, ya que lo mejor es que lo superen por sí solos.

Mantener al perro caliente. Durante el resfriado los perros son sensibles a los cambios de temperatura, por tanto es conveniente mantenerlos cerca de radiadores o arroparlos con mantas. A la hora del paseo abrigarlo debidamente y al llegar a casa secarle bien las patas.

Reducir el tiempo de los paseos. Al igual que las personas, los perros necesitan reposo para recuperarse. Es por esta razón que no debemos someterlos a excesivo ejercicio. Después de unos días de reposo comenzará a encontrarse mejor y se volverá más activo. Evita también salir en las horas más frías del día.

Animarlo a beber y comer. Puede que durante el resfriado el animal no coma ni beba mucho, por este motivo siempre debe disponer de agua y comida, aunque sea en pequeñas dosis.

Como bien hemos dicho anteriormente, el perro debería recuperarse por completo pasadas una o dos semanas. En casos más graves, no se debe dudar en llevar al animal al veterinario para que un profesional trate las infecciones con antibióticos.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.