Buscar

Yogur, fruta, pasta... Tu congelador no es adecuado para estos y otros alimentos

7/03/2018 - 12:19
  • Se hace uso de este aparato para conservarlos el mayor tiempo posible
  • Muchas personas desconocen algunos contras de la congelación
Más noticias sobre:
Congelados. Imagen: Pixabay

La mayoría de personas hacen uso del congelador para conservar sus alimentos el mayor tiempo posible. Sin embargo, desconocen que existen algunos factores a tener en cuenta antes de hacerlo, como la fecha de caducidad del producto.

Puede que sea una gran herramienta para planear con anticipación y guardas las comidas para los días más ajetreados, pero el congelador no es ideal para todos los alimentos: conservarlos de la manera incorrecta puede provocar tanto derrochar dinero en compras, como riesgos para la salud.

Leche

Leche. Imagen: Pxhere

La leche tiene una estructura compleja basada en agua. Por ello, resiste bien a una congelación, pero la posterior descongelación podría separarla en trozos. El mejor método para sacar la leche del congelador es meterla en la nevera para que recupere su entramado de coloides de proteína y grasas y sus soluciones de calcio, vitaminas y otras sustancias.

Huevo

Huevos. Imagen: Pxhere

Aunque generalmente guardamos los huevos en la nevera, éstos se pueden congelar perfectamente. Sin embargo, el pequeño porcentaje de agua en el interior se expande cuando se expone a temperaturas bajo cero, lo que puede provocar que la capa exterior se agriete y sea vulnerable a las bacterias. Lo ideal es congelarlos descascarillados en tarros de vidrio con cierre de goma.

Yogur

Yogur. Imagen: Pxhere

No nos referimos al helado de yogur, sino a los yogures corrientes que encontramos en la nevera de los supermercados. Meterlos en el congelador es un gran error, ya que cambiará su textura y se convertirá en un producto incomible. Ya sea griego u otra modalidad, la base del yogur se corta y será un peligro consumirlo.

Patatas

Patatas naturales. Imagen: Pixabay

Las patatas también tienen un alto contenido en agua y al meterlas crudas en el congelador se forman una especie de cristales de agua en su interior. Al descongelarlas se quedan blandas, por lo que se recomienda que se conserven en lugares frescos y secos: la humedad no es una buena amiga de las patatas.

Fruta

Fruta. Imagen: Pixabay

Cualquier vegetal o fruta que tenga una alta concentración de agua como las naranjas, los kiwis o la sandía, no sobrevivirán a las bajas temperaturas del congelador porque el agua del interior forma rápidamente cristales de hielo. Al igual que en el caso de las patatas, esto significa que cuando llega el momento de descongelar la fruta, estarán blandas.

Pasta

Pasta. Imagen: Pxhere

Nadie enferma por comer pasta descongelada, pero es posible que no sea muy apetecible. La mayoría de las pastas se ponen blancas cuando se sacan del congelador, aunque se puede tener suerte con el caldo con fideos congelados.

Alimentos fritos

Croquetas. Imagen: Pixabay

Lo mejor de los alimentos fritos desaparecerá al meterlos en el congelador: el crujiente rebozado se vuelve húmedo y blando. Puede que al introducir algunos de estos alimentos fritos en el horno o freidora recupere parte de la textura original, pero lo mejor es comerlos en cuanto se hacen.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0