Buscar

Echar mal la sal y otros errores comunes que cometes al cocinar

22/03/2018 - 11:09
  • Cometemos errores que pueden afectar al sabor de las recetas
  • Muchos de estos errores tienen soluciones muy sencillas
  • Echar mal la sal o no secar las verduras son algunos ejemplos
Más noticias sobre:
Pasta salteada. Imagen: Pixabay

Aunque no todos somos unos maestros entre los fogones, lo cierto es que muchos prueban suerte, experimentar y gustan de hacer sus platos más deliciosos a familiares y amigos. Siempre es bueno sorprender a los invitados con algún plato delicioso, aunque sea la comida más sencilla del mundo. Seamos o no seamos chefs, lo cierto es que hay algunos trucos para evitar restar sabor a nuestras recetas.

Trucos que nos ayudan a no quitarle sabor a nuestros platos o, por el contrario, aumentarlos. Por desconocimiento, en ocasiones no hacemos las cosas exactamente como las haría un chef experimentado, no porque sea más complicado, sino porque estamos acostumbrados a hacerlo de forma diferente. En este artículo repasamos algunos de los errores más comunes que cometemos en la cocina. Errores fácilmente solucionables una vez que los tengamos en cuenta, y que sin duda serían recomendaciones de cualquier cocinero experimentado. ¡Empecemos!

No probar los platos

Es posible que confíes a ciegas en lo que estás haciendo, pero en casa no solemos probar nuestros propios platos. Esto es algo impensable para un cocinero. No hace falta probarlo cada 2 minutos, pero sí hacia el final de la receta para saber si necesitamos alguna corrección de sabor.

Taza de sal. Imagen: Pixabay

Echar mal la sal

Uno de los momentos críticos en cualquier receta es echar la sal, ya que es complicado encontrar la cantidad exacta. Primero, hay que intentar no echar la sal antes de la cocción. Y segundo, hazlo con los dedos y deja el salero para la mesa, así sabrás mejor qué cantidad estás esparciendo.

No leer toda la receta

Si tu abuela te ha dejado la receta de esas croquetas deliciosas que sólo sabe hacer ella... ¡haz el favor de leerla completa! Uno de los peores errores que cometemos a la hora de seguir una receta, es seguirla paso a paso sin haberla revisado con anterioridad al menos una vez al completo. Las recetas no siempre son lineales y, en ocasiones, los tiempos en la cocina son más largos o cortos de lo que piensas.

Cocinar con la sartén fría

Otro error muy común es la impaciencia. Cuándo quieres pochar o freír un alimento en una sartén con un poco de aceite, es un error común echar la verdura antes de tiempo, por ejemplo. Debes esperar a que el aceite esté muy caliente, ya que en muchos casos su temperatura bajará con el alimento. Una vez dentro, podemos bajar la temperatura si lo necesitamos. De no hacerlo así, obtendremos alimento empapado en aceite de oliva frío. Asegúrate de echar los alimentos en la sartén cuando surjan burbujas alrededor del mismo.

No secar las verduras

Hablando de verduras. Otro de los errores comunes se produce a la hora de preparar verduras. Pochar o saltear verduras en una sartén que siguen húmedas tras haberlas limpiado es uno de los errores más comunes. El proceso de cocción será más uniforme, no se quemarán, si las secas antes con un papel de cocinas.

No dejar la carne tranquila

Cuando hagas carne, déjala tranquila que se haga. Es habitual que algunos en la cocina presionen sus filetes en la sartén, corten un trozo por la mitad para ver su estado de cocción, etc. El sabor de la carne se encuentra en el jugo. Si la machacamos en la sartén, o la cortamos cuando aún está muy caliente, pierde mucho del sabor que tiene.


Pasta en tenedor. Imagen: Pixabay

Mal tiempo de cocción de la pasta

Existen varios errores comunes a la hora de realizar la pasta, que forma parte de algunos de los platos más deliciosos de nuestro recetario. Uno de ellos es el tiempo de cocción: o se pasa o se queda corto. Hay que sacar la pasta en el momento exacto en que esté al dente. La pasta seguirá cocinándose un poco a no ser que cortemos la cocción, por lo que así estará perfecta.

Cocer la pasta en un recipiente pequeño

Por comodidad o por evitar más tarde limpiar un recipiente grande, solemos cocinar mucha pasta en recipientes pequeños, poco apropiados. Esto termina provocando que la pasta se pegue al no poder removerla bien. Lo mejor son cazuelas amplias y espaciosas.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0