Buscar

Expectativas Vs. Realidad: 10 recetas que nunca quedaron como en la foto original

5/04/2018 - 13:20
  • Encuentras una receta y estás dispuesto a cocinar toda la noche para que salga bien
  • El problema es que nada es tan engañoso como las fotografías de algunas de ellas
  • Ejemplos de personas cuyas expectativas no son acordes con la realidad que imaginaron
Más noticias sobre:
Expectativas Vs. Realidad. Imagen: Pinterest

Tal vez quieras sorprender a tu pareja con una elaborada cena o quizás simplemente estés aburrido. En cualquiera de los dos casos no importa: has encontrado la receta perfecta para llevar a cabo y estás dispuesto a pasarte toda la noche cocinando para que salga todo perfecto.

El problema es que nada es tan engañoso como las fotografías que venden algunas recetas. Es decir, esa lasaña puede verse tan perfecta en las imágenes y los pasos parecen tan simples, que piensas que cualquiera es capaz de hacerlo. Sin embargo, no podrías estar más lejos de la realidad.

A algunos nos ha pasado ver algo en internet que queremos replicar. Estás navegando por algún sitio web y te topas con una receta que parece fácil pero deliciosa. Y, ¿por qué no? Tienes la confianza suficiente como para intentarlo. Hay instrucciones, por lo que obtienes los ingredientes necesarios y te preparas para crear algo que no habías hecho nunca antes.

No obstante, en algún lugar del texto, ya sea en su tiempo de cocción o justo al final, algo no ha ido bien. De hecho, muchas veces algo habrá ido muy, muy mal. Si crees que eres un desastre en la cocina, te invitamos a que eches un vistazo a diez hilarantes ejemplos de personas cuyas expectativas no son acordes con la realidad que imaginaron.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.