Buscar

Test: ¿Seguro que sabes diferenciar realidad de videojuego?

6/04/2018 - 11:56
  • No es vergonzoso admitir que aprendiste mucho sobre la vida jugando a videojuegos
  • En 30 años hemos pasado de formas simples a mundos increíblemente detallados
Más noticias sobre:
Videojuego o realidad. Imagen: Pixabay

No es en absoluto vergonzoso tener que admitir que aprendiste mucho sobre la vida jugando a videojuegos. Tal vez te interesan a día de hoy los deportes por haber jugado al Track and Field o llegaste a entender, por primera vez, el concepto de conducir gracias a Mario Kart. O quizás fue SimCity quien te enseñó a gestionar tu dinero o el Tetris quien te hizo pensar lógicamente.

Sea como fuere, cada vez que jugaste a alguno de ellos, estamos seguros de que te marcó en ese momento. Puede ser difícil de recordar, pero en los últimos 30 años hemos pasado de videojuegos con formas que simulan ser naves espaciales alrededor de pantallas negras, a experimentos en 3D y mundos virtuales increíblemente detallados que podemos explorar.

¿Cuán seguro estás de que podrías diferenciar nuestra realidad con la de un videojuego? Te invitamos a que lo demuestres con este test.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.