Buscar

Ilusión óptica: ¿Por qué esta imagen se esfuma tras mirarla 10 segundos?

10/04/2018 - 14:07
  • Puede parecer que se trata de un conjunto de colores que se mezclan entre sí
  • Mira atentamente a un punto fijo durante 10 o 20 segundos y relaja tu vista
Ilusión óptica colores. Imagen: Reddit

Si bien nuestro cerebro trabaja para dar sentido al mundo que nos rodea, las cosas no son siempre lo que parecen: esta nueva ilusión óptica donde los colores desaparecen cuando miras fijamente hacia ellos, está jugando de lleno con nuestra noción de la realidad.

A simple vista puede parecer que se trata de un conjunto de colores que se mezclan entre sí de forma aleatoria. Asimismo puedes percibir partes pintadas de color naranja, amarillo, verde, azul, violeta... Pero no sabes dónde empieza y dónde acaba cada uno porque está cubierto de una especie de bruma.

Ahora, fíjate bien. Mira atentamente a un punto fijo durante 10 o 20 segundos y relaja tu vista. Poco a poco, verás cómo los colores se difuminan hasta desaparecer por completo. Eso sí, una vez mueves los ojos, todo vuelve a estar en su lugar.

Es una ilusión óptica muy sencilla a la par que espectacular, porque literalmente borra toda la imagen que estamos contemplando. Al fijar un campo visual estático, la percepción visual se vuelve de un tono homogéneo, haciendo desaparecer el contenido de ese campo.

Es en este punto donde se abre el debate: ¿hay muchos colores o hay uno solo? Es muy probable que no todo el mundo sea capaz de ver el fundido en blanco; todo depende de si logras o no concentrarte en un punto fijo.

Como cualquier otra ilusión óptica, la ciencia tiene una explicación lógica para este fenómeno. Estamos ante el llamado Efecto Troxler, capaz de hacer que las formas y los colores en la periferia de la visión cambien de tono y desaparezcan con el tiempo.

En definitiva, esta ilusión óptica es realmente increíble porque pone en práctica un mecanismo que nuestro cerebro utiliza todos los días pero del que somos totalmente inconscientes. Nuestras neuronas necesitan un estímulo constante para no ignorar lo que tenemos alrededor, y eso incluye mover los ojos: por eso al fijarlos en un punto se produce la difuminación.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.