Buscar

Irte a la cama sin lavarte la cara y otros malos hábitos que perjudican tu salud

14:34 - 5/05/2018
  • No nacemos con ellos, pero forman parte de nuestra vida cotidiana
  • Son acciones o comportamientos que repetimos con frecuencia
Más noticias sobre:
Imagen: Gettyimages

No nacemos con ellos, pero forman parte de nuestra vida cotidiana; los hábitos son acciones o comportamientos que repetimos con frecuencia y se encuentran presentes en todos los ámbitos de nuestro día a día. Sin embargo, algunos de ellos pueden estar afectando tu salud y no lo sabías.

Hay muchas cosas que haces todos los días y que arruinan tu salud en secreto. Es por ello que hoy te contamos algunos malos hábitos que tenemos para poder evitarlos.

Cenar muy tarde

Imagen: Pxhere

El horario sobre las comidas siempre ha sido un tema muy controvertido. Pero desde luego, las cenas están muy arraigadas al convencimiento de que deben pasar algunas horas de ayuno antes de dormir y que no sean muy abundantes para no tener pesadillas. Lo aconsejable es cenar tres horas antes de ir a la cama; solo de este modo se hace buena digestión y se metabolizan de manera óptima los alimentos ingeridos.

Utilizar el móvil antes de acostarse

Imagen: Gettyimages

En líneas generales, los dispositivos móviles, ordenadores y televisores emiten una luz de color azul. Tener nuestros ojos expuestos a ese brillo azulado durante las horas previas a acostarse puede incidir en que no tengamos una buena noche de descanso, y más cuando estamos completamente a oscuras visitando algunas redes sociales o pasando el rato con otro tipo de entretenimientos.

Tomar café a primera hora de la mañana

Imagen: Gettyimages

Probablemente el consumo de café se ha convertido en parte de tu vida cotidiana, ya sea como una herramienta para empezar con energía o una forma de relajarte. No obstante, los efectos de la cafeína pueden desaparecer a medida que empiezas a hacer cosas. Guarda tu dosis de café para cuando realmente lo necesites en lugar de desayunar una taza a primera hora de la mañana.

Lavarse los dientes recién terminados de comer

Imagen: Gettyimages

Desde hace tiempo, se recomienda lavarse los dientes al menos 30 minutos después de haber comido. Si es posible, hasta una hora. El ácido en los alimentos interactúa con la pasta de dientes y puede dañar el esmalte si se cepillan poco después de comer.

Irte a la cama sin lavarte la cara

Imagen: Gettyimages

Sin importar que tan tarde llegues de trabajar, de una reunión, de una cita o de cualquier otra cosa; lo primero que debes hacer antes de ponerte el pijama e irte a la cama es limpiarte adecuadamente el rostro. Esto permite que la piel respire, permitiendo de una buena manera la regeneración celular y evitando la polución que se ha acumulado durante el día.

Ponerse pantalones muy ajustados

Imagen: Gettyimages

A pesar de que los pantalones ajustados están de moda, éstos presionan la piel, las terminaciones nerviosas y el flujo sanguíneo, causando una sensación constante de incomodidad que puede conducir a problemas con el sistema nervioso.

Aguantarse los estornudos

Imagen: Gettyimages

Si bien nadie se morirá por impedir un estornudo, puede que el hacerlo tampoco sea adecuado, ya que después de todo es la resultante de una reacción natural del cuerpo. Cuando hay lesiones nasales o similares en la zona, rara vez tienen que ver con el evitar un estornudo, pero conviene considerar que podría ocasionar algunas, como por ejemplo romper un vaso sanguíneo en la parte blanca del ojo, perforar un tímpano o dañar la membrana.

Lavarse las manos con agua muy caliente

Imagen: Gettyimages

Quizás creas que necesitas lavarte las manos con agua caliente para eliminar los gérmenes y, sin embargo, no es tan buen hábito como pensabas. El agua caliente elimina los aceites naturales de las manos, secando la piel al mismo tiempo que causa proliferación de bacterias medianamente dañinas.

Ponerse la cartera en el bolsillo trasero del pantalón

Imagen: Gettyimages

Es muy habitual en los hombres llevar la cartera guardada en el bolsillo trasero del pantalón. Además de ser un riesgo y poder ser víctima de lo ajeno, también puede provocar problemas de salud. Por muy extraño que parezca, la cartera puede modificar la postura al sentarse y degenerar en problemas relacionados con el nervio ciático o con la columna vertebral.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0