Buscar

Estas ideas que cambiaron el mundo nacieron a partir de un sueño

7/05/2018 - 13:58
  • La mayoría de las mejores ideas ocurren mientras estamos dormidos
  • Las innovaciones suelen ser resultado de largos debates
Más noticias sobre:
Imagen: Gettyimages

La inspiración puede aparecer en el momento menos esperado y, muy a menudo, las mejores ideas ocurren mientras estamos dormidos. Los sueños pueden ser una fuente de sabiduría interna y son útiles en una gran variedad de contextos; desde la resolución de problemas, hasta el camino directo hacia el inconsciente.

Los sueños sirven para muchas cosas, como por ejemplo, decirnos qué partes de nuestra psique están fuera de balance y así poder anticipar nuestras acciones futuras. También cabe decir que hace muchos años se creía que funcionaban a nivel de mitos y arquetipos, convirtiéndolos en una maravillosa fuente de ideas e inspiración.

Sabemos que las innovaciones suelen ser resultados de largos debates y de muchas horas de intercambio de ideas. Sin embargo, de vez en cuando hay personas que cambian el mundo en base a una idea que viene a la mente en mitad de la noche.

Hoy hablaremos de algunas grandes ideas que cambiaron el mundo y que nacieron, lo creas o no, a partir de un sueño:

Tabla periódica

Imagen: Gettyimages

El autor de la tabla periódica, Dimitri Mendeleiev, mientras trabajaba en su obra "Química Orgánica", se quedó dormido en el laboratorio y soñó con una estructura de tablas e hileras. Este sueño le ayudó a organizar los datos que había estado recolectando durante años.

Frankenstein

Imagen: Gettyimages

"Vi (con los ojos cerrados, pero a través de una aguda visión mental) al pálido estudiante de artes diabólicas arrodillado al lado de aquella cosa que había conseguido juntar. Vi el horrendo fantasma de un hombre yacente, y entonces, bajo el poder de una enorme fuerza, aquello dio señales de vida y se agitó con un torpe, casi vital, movimiento. Era espantoso." Así es como la autora, Mary Shelley describió el sueño que condujo a esta novela clásica, considerada como la primera historia de ciencia ficción del mundo.

Estructura molecular

Imagen: Gettyimages

Friedrich August Kekulé realizó un gran descubrimiento; posiblemente uno de los más imaginativos de la química. Por aquella época ya se sabía que el benceno estaba formado por seis átomos de carbono y seis átomos de hidrógeno, pero no se tenía ninguna pista clara sobre su estructura. Para poder hallarla se había transformado en una obsesión para varios químicos de la época. Y una vez más, un sueño le dio a Kekulé la clave.

Estructura del átomo

Imagen: Gettyimages

El físico danés considerado como el padre de la mecánica cuántica, Niels Bohr, recibió el premio Nobel de física por concebir el modelo del átomo que conocemos hoy en día. La idea se le ocurrió cuando se quedó dormido: tuvo la visión de los planetas unidos por anillos rodeando el Sol. Se despertó de este sueño y de repente pudo imaginar cómo sería el movimiento de los electrones.

Teoría de la evolución

Imagen: Gettyimages

Charles Darwin obtiene todo el mérito en cuanto a la teoría de la evolución, pero Alfred Russel Wallace también lo pensó. Durante una expedición de ocho años a lo que a día de hoy se conoce como Indonesia, estudió miles de especímenes animales. En 1855, Wallace llegó a la conclusión de que los seres vivos evolucionan pero no descubrió cómo hasta 1585, cuando un sueño febril provocó la epifanía: los animales se adaptan a su entorno.

'Yesterday' de los Beatles

Imagen: Gettyimages

No fue fácil componerla, su famoso estudio en la calle Abbey Road fue testigo de noches sin dormir, de días de cambios, de indecisiones... No obstante, de allí salió este hit de la música que se convirtió en un icono de la historia. Todo comenzó en 1965 con un sueño. Paul McCartney dormía junto a su novia Jane Asher y, de repente, se levantó de la cama y fue directo a su piano. Así daba comienzo la composición de la canción más versionada de la historia de la música.

Máquina de coser

Imagen: Gettyimages

Elias Howe estaba exhausto por sus intentos de desarrollar una máquina que pudiera unir tejidos. Dormido, soñó que unos caníbales agitaban lanzas que tenían un agujero en la punta. Fue entonces cuando Howe tuvo la idea de pasar el hilo por la punta de la aguja en vez de por la cabeza.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0