Buscar

Cinco mitos sobre el fitness con los que nos engañaron a todos

15/05/2018 - 13:02
  • Es posible que te hayan influenciado algunas ideas falsas
  • Todos queremos ver resultados lo antes posible y hacer las cosas bien
Imagen: Pxhere

Estamos seguros de que tienes tus propias creencias y verdades irrefutables cuando se trata de ponerse en forma. Si eres nuevo en esto del fitness es posible que, sin saberlo, te hayan influenciado algunas ideas falsas que has ido creyendo a lo largo de los años.

Todos y cada uno de nosotros queremos ver resultados lo antes posible y hacer las cosas bien para lograr esa figura de ensueño. Estamos convencidos de que has aceptado como verdad algunos de estos hechos sin llegar a preguntarte por qué. Sin embargo, puede que algunos de ellos estén saboteando tu condición física o, lo que es peor, ponerte en riesgo de sufrir multitud de lesiones y problemas de salud.

1. Entrenar por la mañana en ayunas es mejor

Sí, estamos de acuerdo en que si lo haces a primera hora, esto aumentará positivamente tu estado de ánimo y energía. No obstante, no existe ningún tipo de evidencia científica que diga que hacer ejercicio por la mañana sea equivalentemente proporcional a quemar más rápido y obtener resultados mucho antes de lo esperado. La clave está en hacerlo durante el momento del día que más se ajuste a tu horario.

2. Cenar tarde hará que engordes

Probablemente conoces a más de uno que se limita a cenar muy temprano porque piensa que engordará si come después de la hora en cuestión. Es un mito absurdo, ya que hacerlo tarde no hace que subas de peso, siempre y cuando te mantengas dentro de las necesidades calóricas de tu cuerpo.

No se trata del momento que decidimos cenar, sino de la cantidad total de alimentos que se consume a lo largo del día. Es decir, si consumimos más calorías de las que el cuerpo puede quemar -independientemente de la hora- entonces sí se aumentará de peso.

3. Para perder peso hay que evitar los carbohidratos

Todos habréis escuchado esta declaración. Sin embargo, no se trata de cortar de raíz esta fuente de energía porque engorde, sino de elegir los carbohidratos correctos para ayudarte con tu proceso de pérdida de peso.

Si estamos manteniendo una rutina diaria de ejercicio, no podemos prescindir de una buena dieta que incluya carbohidratos como verduras, frutas, legumbres, patatas o cereales integrales. Este tipo de alimentos son fundamentales para tener energía y controlar el hambre.

Por otro lado, los carbohidratos que sí se deben evitar a toda costa si estás intentando ponerte en forma, son los alimentos procesados. Este tipo de comidas (dulces, patatas fritas, refrescos) pueden hacer que tu nivel de azúcar en la sangre aumente, lo que lleva a estar hambriento y antojo de comer.

4. Se pueden quemar los excesos del día anterior haciendo una visita al gimnasio

La cantidad de calorías consumidas la noche anterior no se esfuman haciendo una buena sesión en el gimnasio el día siguiente porque todos los alimentos no tienen las mismas propiedades. Es por ello que, para tu desgracia, ese capricho quedará contigo mucho más tiempo de lo que en un principio imaginabas.

El tipo de alimento que consumes define la forma en que tus hormonas los procesan. Es decir, dependiendo de lo que comes, estás almacenando o quemando grasa, aumentando o reduciendo tu metabolismo y beneficiando o perjudicando todos tus procesos.

5. Si no hay dolor, no hay resultados

Durante muchos años, no son pocos los que evalúan su entrenamiento por el dolor muscular que deja cada sesión. Una lógica que dice algo así como que si no estás lo bastante dolorido, es porque las horas de ejercicio no han sido productivas.

Existe una diferencia abismal entre el dolor muscular premeditado y el dolor espontáneo después de cada entrenamiento. El primero está directamente relacionado con aquellas personas que realizan un trabajo intenso para conseguir esa aflicción el día siguiente, que no es más que el daño que están realizado a los tejidos musculares. La segunda dolencia es la causa del crecimiento muscular cuando se ejercitan de manera óptima.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0