Buscar

Cinco razones por las que se te cae el pelo (además de tu genética)

18:18 - 20/05/2018
  • Son muchos los factores que pueden estar desencadenando ese efecto
  • Los motivos pueden ir desde lo simple y temporal, a lo más complejo
Más noticias sobre:
Imagen: Maxresdefault

La caída de pelo es parte de la vida cotidiana. Sí, obstruye el desagüe de la ducha, y sí, significa que tienes que pasar la aspiradora cada dos días o sino el suelo se convierte en una alfombra peluda... Pero el hecho es que la pérdida de cabello podría deberse a una de estas cinco razones.

La cosa es que, cuando se trata de pérdida capilar, son muchos los factores que pueden estar desencadenando ese efecto. Lo que significa que puede resultar difícil precisar la razón exacta por las cuales tus filamentos están cayendo, y en lo sucesivo, cómo remediar la situación.

Es cierto que los hombres son más propensos a perder el pelo por meras cuestiones genéticas. Sin embargo, la caída de pelo también es muy común en las mujeres. Para ambos, los motivos pueden ir desde lo simple y temporal, a lo más complejo.

En cualquiera de los dos casos, hay formas de tratar la pérdida de cabello tanto masculina como femenina. Todo dependerá siempre de la causa. Es por ello que hoy hablaremos de las cinco razones más comunes por las que es posible que veas menos pelos en tu cabeza.

1. Estrés

La presión que generan las responsabilidades del día a día, los problemas o las malas noticias, pueden causar la pérdida temporal de pelo. Estar estresado perjudica a casi todos los aspectos de nuestra vida, por no decir que a todos. El estrés afecta a los niveles hormonales, específicamente el cortisol, sustancia responsable de la caída de cabello. No obstante, el lado positivo de esto es que una vez se supere el estrés, el pelo vuelve a la normalidad.

2. La dieta

Has escuchado más de una vez "somos lo que comemos", y es tal que así. Tu pelo, por ejemplo, requiere una gran cantidad de energía y nutrientes. Las células de los folículos capilares se dividen más rápido que otras en el cuerpo y crecen rápidamente. Al mismo tiempo, construir la queratina requiere una gran cantidad de energía. Es por esta razón que es importante mantener una dieta saludable y equilibrada, llena de los nutrientes necesarios que el cuerpo y cabello requieren.

3. Embarazo

Durante el embarazo, no son pocas las mujeres que notan cómo su melena se vuelve más gruesa, voluminosa y brillante gracias a un aumento de hormonas. Sin embargo, una vez que se da a luz, este flujo de hormonas disminuye y su efecto secundario se traduce en la notable caída de cabello. Afortunadamente, el pelo vuelve a la normalidad unos meses después del parto.

4. Estar enfermo

Al igual que con el estrés y la dieta, estar enfermo se reduce a que el cuerpo preserva su energía y desactiva aquellas funciones que no son esenciales con el fin de combatir la enfermedad de manera efectiva. De hecho, algunos médicos inspeccionan las uñas y la calidad del cabello con el objetivo de que éstos den alguna pista sobre la duración y la gravedad de la afección.

5. Tipo de peinado

La manera en que te peinas y recoges el pelo cada día puede influir en lo saludable que es. Por ejemplo, usar una coleta, trenzas o extensiones puede, con el tiempo, poner en tensión el folículo piloso y provocar la pérdida del cabello y la caída permanente.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0


El flash: toda la última hora