Buscar

TheSunVanished: el hilo de Twitter más terrorífico que no te dejará dormir

7/06/2018 - 13:04
  • Si eres activo en las redes sociales, habrás encontrado historias virales
  • Un fenómeno que consiste en la desaparición total del sol
Más noticias sobre:
Imagen: Twitter/TheSunVanished

El volumen del sol es unas 1,3 millones de veces mayor que el volumen de la Tierra y produce la misma cantidad de energía que 100 millones de bombas de hidrógeno por segundo. Su masa hace que sea la fuerza gravitatoria dominante en el sistema solar, al mismo tiempo que calienta nuestro planeta como para que la superficie terrestre tenga la temperatura ideal para la vida. Pero, ¿qué pasaría si se apagara en este mismo momento?

Es probable que si eres asiduo a algunas redes sociales, más concretamente a Twitter, hayas encontrado algunos hilos virales. Esta vez, la plataforma ha vuelto a ser víctima de un nuevo episodio terrorífico: un fenómeno meteorológico que consiste en la desaparición total de luz solar en una zona sin detallar de Norteamérica.

¿Se trata de una crisis ambiental? ¿O es solo una buena historia de terror a la vieja usanza? La cuenta de Twitter @TheSunVanished ha sido foco de innumerables teorías estos días: muchos usuarios han opinado que de estar en la situación del sujeto no tendrían idea de cómo actuar, otros no dudan en augurar que se trata de una gran campaña publicitaria para una película.

El hilo se dio a conocer gracias a la comunidad de Reddit, un sitio web donde los usuarios pueden dejar enlaces a contenidos externos. La historia narra todo lo que buen relato de terror necesita: desde perturbadoras luces intermitentes hasta intrusiones en el hogar, pasando por que no se hace de día. Y a pesar de que han surgido muchas teorías al respecto, nadie sabe qué ocurrió realmente.

Vamos a intentar diseccionar la historia usando solo los hechos comenzando con el primer tuit del hilo: un vídeo que el propietario de la cuenta capturó de las noticias de la CNN.

Dice así: "Se ha declarado un toque de queda debido a los sucesos que han tenido lugar por la súbita desaparición del sol. Hay disturbios violentos en cada ciudad grande del país. Estamos recibiendo alertas de saqueo desde Nueva York, Chicago, Los Angeles, Dallas y Washington D.C. Incidentes similares están siendo cada vez más frecuentes en otras ciudades. El presidente ha pedido a la gente que guarde la calma y permanezca en sus hogares".

Acto seguido se escucha un ruido ininteligible y la cámara gira hacia la oscuridad.

"La luz se corta y viene a cada rato y sigo oyendo ruidos que vienen de fuera. A veces lejos, a veces cerca".

"No puedo dormir. Creo que los ruidos de fuera son disparos":

"Sigue estando oscuro. Las noticias dijeron que todo volvería a la normalidad hoy, pero no es así".

"Ahora las noticias ni siquiera se ven".

Si esto ya parece extraño, es en esta parte del hilo cuando empiezan los fenómenos más terroríficos. El sujeto graba un vídeo en el que se aventura a salir fuera de su casa para averiguar en primera persona qué está pasando.

De nuevo escuchamos un ruido, pero no se ve nada a excepción de una luz roja intermitente. A continuación, el usuario descubre que las luces parpadeantes persiguen a personas. Desde su casa, TheSunVanished escucha algo que parece algún tipo de aeronave y se pone en contacto con un amigo.

Más tarde el sujeto publicaría una imagen de un hombre parado afuera completamente quieto y una advertencia de su amigo.

"Quítate de la ventana. No enciendas las luces. No hables con él ni tampoco lo dejes pasar a tu casa. Y si ves una luz, escóndete".

"No he escuchado nada más. Dejaron de tocar. Pero por si acaso no quiero acercarme a la puerta".

Y ocurre el milagro: se hace de día.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.