Buscar

¿Cómo se las arreglan para ver de noche los pilotos de avión?

13/06/2018 - 10:13
  • En la cabina se lleva un proceso de monitorización de lo más completo
  • La respuesta no es del todo sencilla, en cierta manera no ven nada
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Mientras los pasajeros aprovechan las horas de noche para tratar de dormir en el avión, en la cabina se lleva a cabo un proceso de monitorización de lo más completo. Siempre nos hemos preguntado cómo se las arreglan para ver los pilotos de aviones cuando están a miles de metros de altura. La respuesta no es del todo sencilla, en cierta manera no ven nada, pero lo están viendo todo.

Prácticamente todos los pilotos y oficiales a los que se les ha preguntado aseguran que durante vuelos nocturnos es imposible ver nada al otro lado del cristal, sobre todo cuando sobrevuelan grandes océanos. Sin embargo, los pilotos tienen a su disposición toda la información necesaria para poder volar con total conocimiento de su posición.

Esto es gracias a la cantidad de radares que llevan a cabo un continuo escáner del terreno, así como sensores meteorológicos, de presión... etc. De hecho, la cabina de control de los aviones se convierte en una especie de terminal de nave espacial durante la noche, ya que se iluminan todos estos controladores. Con esto, los pilotos reciben en tiempo real toda la información que necesitan para determinar su posición sin necesidad de ver a través del cristal.

Imagen: iStock

Todo esto nos hace preguntarnos: ¿para qué sirven entonces las luces de los aviones? Pues funcionan de manera parecida a las luces de posición de nuestros coches. La mayoría de luces de los aviones existen para dar a conocer su ubicación en el cielo, y para que otros aviones puedan avistar su posición con claridad y así evitar accidentes. De hecho, los aviones tienen en las alas dos faros de colores que indican hacia qué dirección se está dirigiendo, verde si va hacia la derecha, y rojo si gira a la izquierda

También tienen luces más parecidas a las luces de cruce o largas de los coches. Estas concretamente se utilizan a la hora de aterrizar, un procedimiento que está perfectamente indicado por las luces de tierra, siendo las luces del avión un apoyo para el capitán a la hora de descender.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.