Buscar

El triángulo de las Bermudas y otros misteriosos fenómenos del océano que no se pueden explicar

13/06/2018 - 10:30
  • Alrededor del 70% de la superficie de La Tierra está bajo el océano
  • Todavía tenemos un gran camino si queremos descubrir todos los secretos
Imagen: iStock

Alrededor del 70% de la superficie de La Tierra está bajo el océano y el 95% de la misma está todavía inexplorada. En plena era digital, el ser humano todavía tiene un gran camino por delante si quiere descubrir todos los secretos que habitan bajo el mar.

Cada año que pasa, un pequeño avance tecnológico nos permite sumergirnos en los océanos un poco más para así descubrir nuevas especies. Esto demuestra que todavía queda mucho por descubrir e investigar para explicar los fenómenos que te presentamos a continuación.

El Triángulo de las Bermudas

Este es uno de los misterios más célebres que se conocen. El triángulo lo conforma un espacio comprendido entre las islas de Miami, Puerto Rico y Bermuda, donde se han registrado cientos de desapariciones de barcos. No hay nada demostrado al respecto, pero los expertos del National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) atribuyen la causa de las desapariciones a la meteorología. Pese a las numerosas teorías paranormales, los expertos explican que en esa posición geográfica concreta se suceden huracanes y bruscos cambios de viento debido a la Corriente del Golfo, fenómenos que hacen muy dificultosa la navegación por esas aguas.

El fenómeno del Milky Sea

Durante muchos años, pescadores de todo el mundo han reportado la aparición de un curioso fenómeno donde la superficie del agua parecía cambiar de textura y brillar con cierta intensidad. Pasaron décadas hasta que un grupo de investigadores consiguió tomar una imagen por satélite del fenómeno, demostrando su existencia. Tras varias investigaciones, los científicos explican que se trata de una bacteria que brilla sobre la superficie para atraer pescado. La bacteria pretende ser comida por los peces y sobrevivir dentro de sus tripas. A día de hoy todavía no se explica cómo o por qué esta bacteria se produce en cantidades tan enormes que puede verse desde el espacio.

El Kraken

El kraken es el protagonista de la leyenda que narra acerca de la existencia de un ser parecido a un pulpo o calamar que era capaz de hundir barcos enteros. Hasta la fecha, su existencia sigue siendo un mito, pero sí que se han recogido pruebas de la existencia de especies gigantescas de calamar. Fue en 2004 cuando se consiguió la primera imagen de un ejemplar, y años más tarde, en 2102, cuando finalmente pudimos verlo en vídeo en su hábitat natural. No se sabe la edad o características del espécimen, pero los expertos estiman que este tipo de animal podría crecer hasta los 20 metros de largo.

La medusa inmortal

Existe un curioso espécimen de medusa llamado "Turritopsis dohrnii", que posee una habilidad muy especial: puede burlar la muerte. Su metabolismo le permite modificar su estructura celular, permitiéndole regenerar células afectadas por desgaste, heridas o inanición y así conseguir sobrevivir. Para que nos entendamos, sería comparable a que un ser humano de 80 años consiguiera alterar su estructura celular para transformarse en un chaval de 20. Las investigaciones con este animal han sido intensas desde su descubrimiento, con la intención de conseguir hallar un remedio a enfermedades como el cáncer.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.