Buscar

Manual de picaduras de insecto: ¿qué hacer en cada caso?

28/06/2018 - 13:46
  • La mayoría producen solamente una picazón y molestia en la zona afectada
  • Si no se tratan, pueden derivar en infecciones más graves
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Solamente con salir a la calle en verano es muy probable que vuelvas a casa con alguna que otra picadura. Bien es verdad que la mayoría producen solamente una picazón y molestia en la zona afectada, pero dependiendo del insecto pueden ocasionar efectos más peligrosos.

Es importante observar si hay signos de infección bacteriana secundaria de la piel, que puede ocurrir después de cualquier tipo de picadura o mordedura de insecto. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento de las venas, aparición de pus, o empeoramiento del dolor, que generalmente aparecen de tres a cinco días después de la picadura. Estos síntomas necesitan atención médica. Te explicamos cómo remediar las picaduras de los insectos más frecuentes del verano.

Las avispas y abejas

Imagen: iStock

Quizá estas sean de las picaduras más y dolorosas de todos los veranos. La picadura de avispa o abeja produce enrojecimiento e hinchazón en la zona afectada, acompañado de un molesto dolor punzante. El primer paso será retirar el aguijón lo antes posible, para frenar la inyección de veneno. Una vez retirado se recomienda actuar con la mayor rapidez posible, aplicando hielo a la zona afectada, para reducir la hinchazón. Si el dolor persiste, el ibuprofeno también puede ayudar.

Mosquitos

Imagen: iStock

Sin duda, el tipo de picadura más clásica del verano. Se identifica por el picor intermitente y la aparición de ronchas en la piel. Con la cantidad de mosquitos en el ambiente parece prácticamente imposible evitar una de estas picaduras, pero existen varios remedios que puedes usar.

Lo primero, es mejor no rascar. Lo único que se consigue es empeorar el estado de la picadura aumentando el flujo de sangre en esa zona, lo que causa un marcado enrojecimiento. Para remediar el picor, lo mejor son los productos de venta libre que contengan pramoxina, o utilizar lociones especiales para picaduras de mosquito, a la venta en farmacias.

Arañas

Imagen: iStock

La mordedura de la mayoría de arañas suele ser menos dolorosa que la picadura de avispa, por ejemplo, pero también puede causar serias molestias. El tratamiento contra este tipo de mordedura es muy sencillo, solamente debes aplicar frío sobre la zona y utilizar antiinflamatorios si el dolor persiste. Si la mordedura ha sido causada por una araña reclusa parda o una araña viuda negra, o experimentas calambres abdominales o dolor extremo en la picadura, busca atención médica de emergencia.

Hormigas rojas

Imagen: iStock

Este tipo de hormigas suelen ser mucho más agresivas que la hormiga común, y su mordida puede ser bastante molesta. La picadura puede identificarse por el enrojecimiento localizado y la aparición de dos puntos rojos en el centro. El protocolo habitual es utilizar hielo, antihistamínicos e ibuprofeno si el dolor persiste. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Texas aporta un nuevo remedio, una solución entre lejía y agua a partes iguales, que aplicada sobre la herida, ayuda a calmar el picazón y el dolor.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0