Buscar

¿Qué prácticas diarias puedes poner en marcha para cuidar tu vista de verdad?

29/06/2018 - 14:47
  • Existen problemas de visión que puedes prevenir con estos hábitos
  • Es importante que nuestros ojos descansen de ciertas actividades
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

¿Con qué frecuencia piensas en la salud de tu vista? A no ser que estés considerando pasar por cirugía láser, si eres de los que utilizan gafas o lentillas de contacto para ver mejor es probable que hayas asumido que no se puede revertir tu situación. Por otro lado, si tu vista siempre ha sido perfecta, quizás temas la necesidad de hacer uso de la corrección ocular en un futuro.

En cualquiera de los dos casos, existen problemas de visión que mantienen a los oftalmólogos despiertos cada noche como las lesiones oculares relacionadas con el trabajo o por la utilización de dispositivos que emiten luz azul.

Es muy importante que nuestros ojos descansen después de pasar largas horas frente al ordenador, una videoconsola, televisor o libro. Aunque para muchos, desconectar podría significar leer un libro, visitar las redes sociales, ver la televisión o jugar a videojuegos en el ordenador, lo que sigue requiriendo que los ojos se esfuercen un poco más después del trabajo o estudio y se cansen con más frecuencia.

En algunos casos estas actividades son inevitables, solo debes recordar tomarte unos minutos de descanso y relajar la vista. De todos modos, hoy hablaremos de siete hábitos diarios que puedes poner en marcha para cuidar tu vista, más allá de comer zanahorias.

Reducir el tiempo delante de pantallas

Imagen: iStock

Los smartphones, los ordenadores y otros dispositivos inteligentes son una parte importante de nuestras vidas hoy en día. Y si bien nos ayudan a desconectar y hacer de todo, como trabajar o estar conectados con nuestros seres queridos, no están protegiendo nuestra vista. Estar frente la pantalla durante un período de tiempo prolongado puede causar fatiga ocular, visión borrosa, dolores de cabeza y ojos secos.

Usar gafas de sol cuando estás al aire libre

Imagen: iStock

Lo creas o no, tus ojos también se pueden "quemar". Al igual que el daño ultravioleta se acumula en la piel durante toda la vida, esto también sucede en la superficie de los ojos. Con el tiempo, la exposición a los rayos UV puede aumentar el riesgo de cataratas y ceguera. Las gafas de sol, afortunadamente, reducen significativamente este riesgo, siempre y cuando utilices unas lentes de buena calidad.

Revisar la vista cada año, incluso si no utilizas gafas

Imagen: iStock

Aunque no estés haciendo uso de gafas, es importante visitar al oculista una vez al año para un examen ocular completo. Este tipo de revisiones no solo garantizarán que todo está en orden, sino que también es una manera de prevenir los esfuerzos oculares y desgastar aún más la musculatura de los ojos.

Dejar de fumar

Imagen: iStock

Además de todos los otros males para la salud asociados con el tabaquismo que seguro ya conoces, el tabaco es extremadamente tóxico para las células de la retina, una fina capa de tejido que recubre la parte posterior del ojo. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar degeneración macular que puede conducir a la ceguera.

No dormir con lentes de contacto

Imagen: iStock

Por muy tentador que pueda ser después de un duro día de trabajo, se advierte sobre el hecho de que no es bueno dormir con lentes de contacto. La superficie de la lentilla puede permitir que los microorganismos se adhieran al ojo, lo que aumenta la probabilidad de infecciones oculares de todo tipo. Además, quitarlas antes de ir a dormir permite que tus ojos "respiren".

Mantén las distancias

Imagen: iStock

Es bien sabido que no debes estar cerca de las pantallas porque, a largo plazo, puede ser perjudicial para la salud de tus ojos. Además, los expertos advierten que la luz de los dispositivos tiene efectos biológicos que pueden perpetuar las deficiencias en el sueño e interrumpir los ritmos circadianos, pudiendo tener efectos negativos en nuestra actividad y nuestra salud diaria. En definitiva, la luz azul emitida por dispositivos digitales puede aumentar el riesgo de degeneración macular y también causar fatiga visual.

Baja el brillo de tu smartphone, ordenador o tablet

Imagen: iStock

Es fundamental bajar el brillo de las pantallas de los dispositivos inteligentes para reducir el riesgo de la exposición de nuestros ojos a la luz azul, especialmente durante la noche. Esto disminuirá las posibilidades de desarrollar tensión ocular y otros problemas visuales asociados con la exposición de los ojos a la luz azul.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.