Buscar

Este joven asturiano se resiste a olvidar a Rajoy y le hace su particular homenaje

5/07/2018 - 14:08
Imagen: Facebook / Metrópoli Gijón

Mucho han cambiado las cosas en los últimos meses, la agitación política que desembocó en una moción de censura fue lo que le costó la presidencia a Mariano Rajoy, tras cerca de las dos legislaturas. Rajoy vuelve a su puesto tradicional de registrador de propiedad, en Alicante concretamente. Mucha gente celebró su marcha del gobierno y otra parte lo echa ya de menos, pero lo que está claro es que Rajoy ha resultado ser uno de los políticos más "memeados" de la historia de España.

En este contexto, René Naredo, un joven asturiano decidió rendir homenaje a la trayectoria del expresidente gallego y se tatuó su cara en el antebrazo. El joven asistía al festival Metrópoli de Gijón, en el que ese año tocaron grupos como Mando Diao, C Tangana, Loquillo, Rosendo, Taburete y muchos otros. Desconocemos cuáles fueron sus razones, pero en cierto momento del festival el joven asturiano acudió decidido a un puesto de tatuajes con la interior de plasmar la cara de Rajoy en su piel.

Tras cinco horas de sesión sin descanso, el resultado final ha sido el rostro del expresidente sonriente y a punto de esnifar cocaína ocupando gran parte del antebrazo del joven. Después de la desconcertante hazaña el joven recibió varias entrevistas en el festival, en las que aseguraba que de primeras iba con la intención de tatuarse al rey, pero que al final le gustó más la idea del expresidente del gobierno.

No se conocen del todo bien sus motivaciones, ni su nivel de alcohol en sangre, pero lo que sí que está claro es que la cerveza en exceso y las agujas de tatuar no suelen hacer muy buena combinación. Queda esperar ahora a ver cuánto tiempo permanece la cara de Mariano Rajoy en el antebrazo de René.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.