Buscar

Diez grandes guarradas culinarias que en realidad están deliciosas

9/07/2018 - 12:40
  • Los mejores descubrimientos han sido resultado de la casualidad
  • La comida puede llegar a ser muy cultural y geográfica
Más noticias sobre:
Imagen: Pinterest

Algunos de los descubrimientos científicos que han cambiado el transcurso de la historia -como la penicilina o la vacunación- fueron consecuencia de la casualidad. La innovación, ya sea en medicina o en la gastronomía, a menudo es el resultado de la suerte.

La comida puede llegar a ser muy cultural y geográfica. En algunos lugares del mundo los insectos forman parte de la dieta, mientras que en otras hay animales que sería un delito comer. Luego existen algunas combinaciones de comida que suenan verdaderamente asquerosas pero que en realidad son deliciosas.

Es interesante ver cómo las diferentes combinaciones de comida parecen obvias para algunos y heréticas para otros. Por esta razón hemos reunido las mezclas más extrañas pero que en realidad dicen que son verdaderamente sabrosas. ¿Serías capaz de llevar a tu paladar estas extrañas recetas culinarias?

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.