Buscar

Pasa ocho meses sin lavarse el pelo con champú y el resultado es sorprendente

12/07/2018 - 12:26
  • La idea de no lavarse el pelo es algo que a muchos no nos gustaría experimentar
  • Una bloguera escribe sobre los ocho meses que ha estado viviendo sin champú
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

¿Cuánto tiempo podrías pasar sin lavarte el pelo antes de que comenzaras a sentirte sucio? ¿Un día? ¿Dos como máximo? ¿Una semana? Todos hemos escuchado la teoría de que si dejas de lavar tu cabello, eventualmente se limpiará solo. Sea como fuere, no deja de ser una idea bastante tétrica que a muchos de nosotros no nos gustaría experimentar.

Sin embargo, la bloguera Virginia Tapp escribió sobre los ocho meses que ha estado viviendo sin champú y acondicionador en su blog, demostrando que podría ser más beneficioso para ciertos tipos de pelo. Este movimiento está bautizado popularmente como "no Poo", y los que lo han experimentado afirman que su cabello nunca se había visto tan sedoso, sano, brillante y crecido tanto.

El método no Poo consiste en utilizar alternativas suaves al champú tales como el bicarbonato de sodio, vinagre de manzana o incluso solo agua para lavarse el cabello, de manera que el pelo estará limpio sin el daño o la dependencia diaria de los geles de baño.

Virginia, además, escribió en su blog: "¿No es un poco extraño que tengamos que usar tres tipos diferentes de jabón cuando nos duchamos? ¿Es así para que las empresas puedan venderme más cosas que realmente no necesito?".

La bloguera continúa diciendo que no ha pasado nada por dejar atrás el uso de productos para el cabello, y que el pelo puede verse, sentir y oler completamente normal con dos lavados utilizando bicarbonato.

"Para ser sinceros, ni siquiera me arrepiento de haber dejado de utilizar champú. Algunas personas son muy sensibles a la idea de no darse con acondicionador porque tenemos un enorme miedo al olor y las apariencias. Pero, ¿quieres saber qué sucedió cuando dejé de lavarme el pelo? Nada. No pasó nada durante seis meses. Resulta que no hay nada que haga en mi día que no pueda lavarse con agua caliente".

Seis meses después de abandonar el champú, Virginia descubrió que su cabello se estaba poniendo graso en las raíces, pero solucionó el problema frotando su cuero cabelludo con una cucharada de bicarbonato de sodio disuelto en una taza de agua tibia. La bloguera también agrega que se da cuenta que este movimiento podría no ser para todos, pero cuanto más natural mejor, en lo que respecta a los productos que elegimos.

Let us unpack this issue of why the world feels so strongly about hair washing. Because the truth is - hair can look, feel and smell completely normal with two bicarb soda washes in eight months. That's a photo from today. I think people are very sensitive to the idea of not shampooing hair because we have huge irrational fears around two things. The first thing is odour. We spend all our lives trying to mask odours, trying to avoid the smell of living things. We fear that we will some how be rejected by other humans for smelling like a human. And number two is - we are extremely hung up on our appearance. And that's fine, a little vanity is good. But when people across the world are flipping out about what I do to my hair in a small rural town in Australia, I find that extremely odd. And I think they missed the point of what not shampooing demonstrates - use only what you need. Use less. Don't use it at all if you don't need to. Question what is being sold to you. Question why you're doing what you're doing. #nopoomethod #useless #plasticfreeliving

Una publicación compartida de Bush Bambinos (@bush_bambinos) el

Reflexionando sobre los ocho meses sin lavarse el pelo, la bloguera escribe: "Así que, en resumen, dejé de lavarme el pelo y nadie ha muerto. Si acaso, ahora tengo menos nudos. Además, no es graso, seco y no huele a leche agria. Simplemente huele a pelo".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.