Buscar

Diez cosas que le pasan a tu cuerpo cuando te saltas el desayuno

20/07/2018 - 12:36
  • Los expertos apoyan la idea de que esta comida es la más importante
  • No llevarse algo al estómago en las primeras horas tiene efectos negativos
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Hay centenares de estudios que apoyan la idea de que el desayuno es la comida más importante del día. Llevarse algo al estómago en las primeras horas de la mañana puede regular los niveles de glucosa, mejorar la memoria y dar la energía necesaria para hacer frente a las responsabilidades diarias.

No son pocos a los que les gusta tomarse su tiempo para comenzar el día con un buen desayuno, pero hay quienes son incapaces de llevarse cualquier tipo de alimento a la boca durante las primeras horas. Y aunque ambos bandos presentan argumentos convincentes tanto a favor o en contra, no desayunar tiene efectos negativos en el cuerpo.

Es por esta razón por la que hoy hacemos un desglose de las 10 cosas que le pueden pasar a tu cuerpo cuando te saltas el desayuno.

1. Estrés. No desayunar es sinónimo de tener los niveles de energía muy bajos. Es probable que las personas que no se llevan nada al estómago tengan poca capacidad de memoria y niveles altos de estrés. Por lo tanto, si no quieres tener un día estresante, no omitas la comida más importante del día.

2. Pérdida de pelo prematura. Algunas investigaciones médicas señalan que las personas que se saltan el desayuno tienen más probabilidades de sufrir pérdida de cabello. Esto tiene su lógica puesto que los alimentos como los cereales son ricos en proteínas, un componente clave en el crecimiento del pelo.

3. Niveles de azúcar bajos. No consumir el desayuno puede afectar a tus niveles de azúcar en la sangre. Al mismo tiempo te sentirás hambriento y de mal humor. No es un combo agradable para nadie. Cuando el nivel de azúcar baja, tu estado de ánimo se ve afectado negativamente.

4. Aumento de peso inesperado. ¿Has notado que no pierdes peso aunque te saltas el desayuno todos los días? Las personas que omiten el desayuno comen más durante el día. Si evitas esta comida, puedes exceder tu límite de ingesta de calorías, lo que puede generar un aumento de peso.

5. Mal aliento. ¿Cómo es esto posible? Desayunar estimula la producción de saliva y ayuda a limpiar la lengua de las bacterias que provocan el mal aliento. Saltarse el desayuno asegura que estas bacterias continúen en tu boca, incluso si te lavas bien los dientes.

6. Cambios de humor. Aquellos que rutinariamente se saltan el desayuno es probable que experimenten cambios de humor a lo largo del día debido a su bajo umbral de energía.

7. Vulnerable a enfermedades. Cuando te saltas el desayuno, las facultades de tu sistema inmunológico disminuyen. El cuerpo necesita los nutrientes y vitaminas de esta primera comida para mantener saludables las células que combaten y actúan contra las infecciones.

8. Dolor de cabeza y mareos. La falta de combustible, como la glucosa, provoca una disminución en el funcionamiento de las células del cerebro, por lo que puedes experimentar dolores de cabeza y mareos cuando no has desayunado.

9. Irregularidad en los ciclos. Un estudio publicado por la revista Appetite señaló que las estudiantes que omitían sistemáticamente el desayuno tenían más irregularidades menstruales, incluyendo períodos dolorosos con sangrado menstrual irregular.

10. Privas a tu cuerpo de los nutrientes esenciales. El desayuno es un buen momento del día para obtener nutrientes muy necesarios en tu dieta, incluida la fibra y las vitaminas que te ayudan a pasar el día. Por lo tanto, omitir el desayuno puede provocar que no consumas las cantidades adecuadas de ellos, lo que contribuye a todos los efectos anteriormente mencionados como resultado.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0