Buscar

Rosa para mujeres, azul para hombre... ¿Ha sido siempre así?

23/07/2018 - 13:04
  • Encontrar prendas neutrales puede llegar a ser todo un desafío
  • Originalmente los ropajes eran de color blanco por cuestiones prácticas
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Es una idea con la que todos hemos crecido: probablemente tu también asocies de alguna manera el rosa para las niñas y el azul para los niños. Pero, ¿reflejan estos ideales de género alguna diferencia biológica entre los sexos, o es una "norma" construida culturalmente?

Ya sea que recientemente hayas tenido un hijo propio o lo estés buscando, seguramente te sentirás desconcertado por la idea de que en pleno siglo XXI aún parezca que estemos ligados a la idea de que el rosa es para niñas y el azul para niños.

Encontrar ropa, accesorios y juguetes neutrales con respecto al género aún puede ser todo un desafío. ¿Qué pasaría si vistes a una niña pequeña de azul? La gente podría suponer que es un niño si no lleva pendientes. Sin embargo, no siempre fue así; es por ello que hoy hablaremos sobre la historia de cómo identificamos los géneros.

Antes de que el azul y el rosa se convirtiera en una asociación de géneros, se descubrió que durante siglos había ropa completamente neutral para niños y niñas. Eso significa que las prendas eran blancas; se trataba de una cuestión práctica más que de moda, ya que era bastante más fácil de limpiar cuando los vestidos se ensuciaban.

Antiguamente, todos los niños usaban prácticas prendas blancas que fácilmente podían señalar si era hora de cambiar los pañales. Las ropas para bebé en colores pastel se introdujeron en algún momento del siglo XIX, ya que, según algunos historiadores, al principio esta asociación de colores era del revés; el rosa era considerado más apropiado para los niños porque es un color decidido y fuerte, mientras que el azul se relacionaba con las niñas porque es un color más delicado.

Una fuerte influencia de la moda francesa

Sea como fuere, en pleno siglo XX aparecieron las primeras referencias a este esquema de color; hacia 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, los fabricantes de grandes almacenes de la época se decidieron a normalizar que el rosa era apto para las niñas y azul para niños por meras cuestiones estéticas.

Y a pesar de que durante los años 60 y 70 entró en vigor la ropa unisex para bebés, los fabricantes y minoristas presionaron con más fuerza para lograr el ideal de azul para niños y rosa para niñas, quedando de esta forma en la sociedad que conocemos.

En cuanto a por qué este esquema de color llegó a dominar sobre los géneros, se argumenta que este ideal puede reflejar la influencia de la moda francesa. La cultura tradicional combinaba el rosa para las niñas y el azul para los niños, y como Francia marcó la moda en el siglo XX, la tradición continúa estableciéndose en nuestra sociedad.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.