Buscar

Cómo reparar tu pelo si se estropea en verano

6/08/2018 - 12:50
  • El clima cálido y los rayos UVA puede dejar el cabello en pésimas condiciones
  • El cloro, el agua salada, el sol y el calor son algunos factores que lo dañan
Imagen: iStock

Esta época del año puede ser la excusa perfecta para lucir brazos y piernas bronceadas, pero cuando se trata de nuestro cabello, el clima cálido puede dejarlo en pésimas condiciones. Podemos proteger nuestra piel del sol con protectores, pero no hay cremas para cubrir el cabello. Entonces, ¿qué hacer para reparar el pelo si se estropea en verano?

Es muy probable que a estas alturas del verano te sientas conforme con tu bronceado, pero tu cabello puede estar contando otra historia. Mientras estás refrescando el cuerpo en la orilla del mar, atrapando rayos UVA y tratando de proteger la piel con protectores solares, tu pelo está recibiendo mucho daño.

El cloro, el agua salada, el sol y el calor son algunas de las cosas que pueden causar estragos importantes en la salud de nuestro cabello. Afortunadamente, todavía hay un poco de luz solar sobre el horizonte: hoy hablamos de cinco cosas que tu pelo necesita si está dañado.

1. Da un respiro a tu cabello

Habitualmente utilizamos algunas herramientas que desprenden calor para peinarnos como secadores de pelo y planchas. Sin embargo, estos utensilios fríen literalmente las cutículas del cabello -la primera línea de defensa contra la sequedad- dejando la corteza expuesta al calor. Es por ello que antes de secarlo, debes quitar el exceso de humedad con una toalla y rociar algún producto que proteja del calor. Esto ayudará a que la temperatura se distribuya uniformemente y cubra las áreas que ya están dañadas y débiles.

2. Corta las puntas

Por mucho que te guste tu melena, si tienes el cabello dañado debes hacerte a la idea de que necesitas sanear las puntas. Esperar demasiado tiempo puede hacer que las puntas abiertas y desgastadas se desplacen hacia arriba y causen más daños. Si estás tratando de dejarte el pelo largo, no te preocupes, no tienes que cortar más de un dedo, a menos que sea necesario sanear un poco más. Un buen corte es un gran salto para realmente tener tu cabello bien cuidado.

3. Utiliza champú y acondicionador extra hidratante

El pelo dañado por el sol está pidiendo a gritos una buena hidratación. Para ayudar a mejorar el aspecto de tu cabello, se recomienda utilizar champú y un acondicionador con aceites nutritivos como el coco. Eso sí, asegúrate de evitar productos con sulfatos y parabenos añadidos, ya que estos ingredientes químicos tienden a secar el cabello. La clave es proteger el aceite natural y agregar ingredientes ricos en nutrientes.

4. Prueba con una mascarilla casera

Después de la exposición al cloro de las piscinas o el agua salada es importante hidratar el cuero cabelludo y las puntas. Es por esta razón que puedes probar a hacer una mascarilla casera con aguacate, miel, aceites protectores y plátano para reponer el pelo dañado y seco por el sol.

5. Masajea tu cuero cabelludo regularmente

Todos los profesionales coinciden en que masajear regularmente el cuero cabelludo es imprescindible. La tensión del cuero cabelludo puede hacer que el pelo crezca débil y más lento. Se recomienda, por lo tanto, tomar unos minutos todos los días para masajear en un movimiento circular para estimular la circulación. Por otro lado, también se aconseja añadir un aceite nutritivo en el ritual.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.