Buscar

Siete peligros relacionados con las piscinas que debes conocer para evitar

7/08/2018 - 13:26
  • Hay muchos peligros que toda familia debería tener en cuenta
Más noticias sobre:
Imagen: iStock

Una escapada familiar a una piscina pública es una actividad especialmente popular durante verano. Las altas temperaturas obligan a buscar lugares donde podamos refrescar nuestro cuerpo. Sin embargo, hay muchos peligros relacionados con las piscinas que todo el mundo debería tener en cuenta para minimizar cualquier tipo de riesgo.

Si bien puede ser una actividad popular durante esta época del año, las piscinas también pueden tener sus riesgos. Esta visión general de los peligros más comunes puede ayudarte a evitarlos y pasar un buen rato al aire libre.

1. Ahogarse no se parece a como lo imaginas

El ahogamiento es la causa número uno de muertes relacionadas con piscinas y playas entre los niños, por lo que es importante saber cómo detectarlo. Es fácil imaginar que probablemente escucharías a alguien gritando pidiendo ayuda pero, en realidad, este tipo de accidentes son rápidos y silenciosos. Los niños pequeños muestran muy poco movimiento en sus brazos y piernas, por lo que es importante permanecer siempre bajo la supervisión de un adulto. Otro consejo es enseñar a los más pequeños de casa técnicas de seguridad como ayudarles a aprender a flotar.

2. Enviar mensajes de texto durante la escapada

Las piscinas de casa generalmente no cuentan con socorristas, pero incluso cuando te encuentras en una pública, asegúrate de que tú o la persona que cuida de tus hijos no dependan únicamente del trabajo de un profesional para vigilar a los niños. Antes de los dispositivos móvil, había otras distracciones en las piscinas y playas: leer libros y revistas o hablar con otros padres. Es todo lo mismo, una distracción que puede poner en riesgo la vida de los más pequeños. Es por ello que debes estar alerta y desconectar del móvil en este tipo de escapadas.

3. Confiar en los flotadores

Estos y otros artículos que hacen flotar a los niños pueden darles a los padres una falsa sensación de seguridad. No cabe duda de que son una buena herramienta para aprender a nadar, pero nunca des por hecho que tu hijo/a estará 100% seguro utilizando manguitos. Este tipo de juguetes pueden girarse fácilmente con el movimiento, de manera que los niños quedan boca abajo sin poder volver a la posición inicial.

4. Piscinas para niños

A tus pequeños les encanta esa piscina de jardín que les has comprado, pero solo porque sea poco profunda no significa que no sea peligrosa. El agua cálida y poco profunda puede ser el caldo de cultivo perfecto para las infecciones. Es por ello que se recomienda vaciar la piscina, limpiarla y llenarla con agua fresca, para que no se acumulen las bacterias.

5. Cloro

El cloro se utiliza para desinfectar el agua y mantener la piscina limpia durante más tiempo, pero es ampliamente reconocido como un peligro para la salud. Una nueva investigación sugiere que los niños y adultos que nadan frecuentemente en piscinas pueden tener un mayor riesgo de desarrollar orzuelos e incluso conjuntivitis si no se utilizan gafas de buceo.

6. Problema alimentario

Comerse un bocadillo al lado de la piscina es casi una tradición veraniega, pero para hacer esto debes tener en cuenta algunos riesgos. En primer lugar, no bebas alcohol al nadar, ya que puede afectar a la capacidad de juzgar las distancias y la coordinación física. Pero sobretodo no te metas en el agua si has terminado de comer, espera al menos 30 minutos antes de entrar a nadar.

7. Tomar el sol

Las personas que pasan mucho tiempo en la piscina desarrollan bronceados dorados, pero al mismo tiempo, la sobreexposición a la radiación solar aumenta drásticamente los problemas de piel. No te olvides de refugiarte debajo de una sombrilla y aplicar protector solar resistente al agua cada dos horas.

Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.