Africa

Las tropas de Gadafi entraron en el hospital de Trípoli para llevarse los cadáveres de los manifestantes

El líder libio Muammar El Gadafi en una imagen de Archivo.

Libia vive este miércoles una nueva jornada de caos agravada tras el delirante discurso de anoche de Muamar el Gadafi. Mientras que la zona oriental del país, según diversas fuentes, ya está fuera del control de Gadafi, en Trípoli los médicos del hospital central no pudieron evitar que las tropas de Gadafi se llevaran los cadáveres de los manifestantes, según han relatado varios testigos. Impiden aterrizar un avión con familiares de Gadafi.

"El día es demasiado peligroso, todos tenemos miedo de las milicias", explica la libia Amira Aribe al diario 'El País'. Sus palabras van más allá y relata que las milicias de Gadafi irrumpieron este martes por la noche en el Hospital Central de la capital.

Usando la fuerza, y a pesar de la oposición de los médicos,  se llevaron varios de los cadáveres de los manifestantes que habían muerto en los últimos días.

De esta forma, las milicias de Gadafi intentan eliminar cualquier señal de violencia después de que el lunes por la noche impidieran a los trabajadores tomar fotografías de los manifestantes heridos.

Gadafi contrata a mercenarios africanos

La tensión en el país se palpa en las calles donde los libios tienen que aguardar durante horas para conseguir alimentos de primera necesidad.

La vida cotidiana en Trípoli también ha dado un vuelco, según Lachezar Mateev, otro médico búlgaro. "Nunca ha habido escasez de pan en Libia, pero ahora las panaderías racionan las ventas, hay grandes colas de hasta 60 personas, lo que resulta increible. Y no hay gasolina, que para los Libios es como para nosotros el agua o el aire, porque siempre abunda", explicaba Lachezar Mateev, un médico búlgaro, a Euronews.

La empresa petrolera italiana ENI, primer productor extranjero de hidrocarburos en Libia, anunció este martes la "suspensión temporal de algunas actividades" en el sector del petróleo y gas en ese país a raíz del brote de violencia. La crisis en Libia ha sacudido con fuerza el sector petrolero.

El ingeniero paquistaní Amir Amir Siddiqui advierte en un foro de expatriados cómo las compañías internacionales protegen a sus empleados en los campos petroleros a través de trabajadores en las oficinas de la capital que los asisten.

Numerosas fuentes procedentes de las diferentes regiones de Libia, incluido el diario 'Quryna', han afirmado desde el comienzo de la revuelta, hace una semana, que mercenarios africanos actuaban por cuenta del clan Gadafi sembrando el terror en el país.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin