Africa

Ban Ki-moon mostró su molestia por el fallecimiento de "cascos azules"

Ban Ki-moon, secretario de la ONU Fuente: Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el ataque en la región sudanesa de Darfur en el que murieron siete "cascos azules" de la misión conjunta de la ONU y de la Unión Africana en esa zona (UNAMID).

"El secretario general está indignado por este ataque contra cascos azules en Darfur a manos de un grupo de personas armadas sin identificar que tendió una emboscada a un convoy de UNAMID en Khor Abeche", dijo la oficina del portavoz de la ONU en un comunicado.

Ban expresó sus sinceras condolencias a los familiares de las víctimas, siete cascos azules de nacionalidad tanzana, y deseó una pronta recuperación a los 17 heridos, incluidas dos mujeres policías y trece militares.

El secretario general, que transmitió también sus condolencias al Gobierno de Tanzania y al personal de UNAMID, confió en que las autoridades Sudanés investiguen este atentado y lleven a los responsables ante la justicia.

Al menos siete "cascos azules" murieron hoy y otros diecisiete resultaron heridos en el tercer atentado más grave sufrido por esas fuerzas de pacificación en Darfur desde que se desplegaron en 2008 en la región.

En un comunicado, el portavoz de la UNAMID Christopher Cycmanick indicó que un grupo armado atacó a los "cascos azules" cuando se dirigían de Niala, capital del Sur de Darfur, a la zona de Manauashi.

El conflicto de Darfur se inició a comienzos de 2003, cuando los grupos insurgentes se levantaron en armas contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esa región.

Desde entonces, unas 300.000 personas han muerto y otras 2,7 millones se han visto obligadas a desplazarse por los enfrentamientos entre grupos rebeldes y las fuerzas gubernamentales, según datos de las Naciones Unidas.

comentariosicon-menuWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments