icon-avatar
Buscar

Buhari afirma que no mantendrá conversaciones con Boko Haram si es elegido presidente

Europa Press
27/02/2015 - 5:59
Más noticias sobre:
Presidente nigeriano Goodluck Jonathan. Foto: Europa Press/Archivo

El principal candidato opositor a la Presidencia de Nigeria, Muhamadu Buhari, ha asegurado este jueves que, en caso de imponerse en los comicios, no abrirá un proceso de conversaciones con la secta islamista Boko Haram.

"Boko Haram no está interesado en la paz. ¿Cómo iba a matar a 13.000 nigerianos si estuviera interesado en la paz?", se ha preguntado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC.

"¿Por qué iban a matar a niños cuando duermen en sus habitaciones? ¿Por qué iban a atentar contra iglesias, mezquitas, mercados y aparcamientos? No están interesados en la paz", ha recalcado.

Asimismo, el opositor se ha comprometido a no conceder una amnistía a los insurgentes en caso de acceder al poder, al tiempo que ha subrayado que Boko Haram no conseguirá más avances territoriales si llega a la Presidencia.

Buhari, miembro del Congreso de Todos los Progresistas (APC), se enfrentará al actual mandatario, Goodluck Jonathan, del Partido Democrático del Pueblo (PDP), en unos comicios previstos para el 28 de marzo tras su aplazamiento en febrero.

Los comicios debían celebrarse el 14 de febrero pero fueron retrasados al 28 de marzo después de que la Comisión Nacional de Independencia Electoral (INEC) anunciase que no podía garantizar la seguridad debido a una ofensiva contra el grupo islamista.

El opositor ha resaltado este mismo jueves que no tolerará nuevos aplazamientos de las elecciones, y que llevará al Gobierno ante un tribunal si el jefe de la Comisión de Elecciones no es despedido.

"Las elecciones deben realizarse en la fecha prevista por el interés colectivo, además deben ser libres, justas, y respetadas por todas las partes", ha dicho Buhari en un discurso en Londres. "Cualquier pretexto para posponerlas es inconstitucional y no será tolerado", ha añadido.

Las elecciones son una gran prueba de seguridad en el país más poblado de África, cuyos 170 millones de habitantes están divididos casi por igual entre cristianos y musulmanes. Unas 800 personas murieron violentamente después de las últimas elecciones de 2011.

Comentarios 0











No ha sido posible realizar el purgado